Kevin Hart: él es el “y medio”

Carrie / 12 de Julio del 2016 / 10:37h.

espía-y-medio

Efectivamente, en la comedia de acción Un espía y medio, el espía es Dwayne Johnson y el “y medio” este cómico americano, natural de Philadelphia, donde nació un 6 de julio de 1979. Kevin mide 1.63 y el enorme Dwayne llega a 1.93, pero no hay problema porque ahí es donde está la gracia de la película: se enfrentan juntos a los malos pese a las diferencias, y no sólo de altura, que les separa. Como si fueran Mel Gibson y Danny Glover en Arma Letal (1987) o Kurt Russell y Sylvester Stallone en Tango y Cash (1989). Aunque aquí no podrán parar de reírse. Como dice el director del film, Rawson Marshall Thurber, «personalmente, daría un consejo a cualquier director que fuera a dirigir su primera comedia de acción, que Dwayne Johnson y Kevin Hart estuvieran en ella. Todo es mucho más fácil si el tío más gracioso del mundo y el mejor actor de acción trabajan juntos. Basta con sentarlos uno frente al otro en una mesa para desternillarse de risa».

El agente de la CIA que interpreta Johnson lleva una vida llena de sobresaltos que Calvin, el rol de Hart, no alcanza ni a imaginar desde su monótona vida. «Dwayne y yo siempre nos hemos llevado bien. Pero siempre me ha tenido un poco de envidia, y es comprensible. Estoy en mejor forma física, tengo menos grasa que él. Me he entrenado y no hay quien pueda conmigo. Sin embargo, él ya está en el declive, de ahí la envidia», asegura con sentido del humor Hart. Para el actor de Infiltrados en Miami (2016) y Dale duro (2015), su compañero de reparto y él tienen más de una cosa en común, sobre todo que son competitivos. «Nos ayuda a mejorar mutuamente. Somos adictos al trabajo, conscientes de la suerte que tenemos, y no dejamos pasar nada. Nos esforzamos en hacer una película genial y divertida porque si tiene éxito, nosotros también lo tenemos».

En Un espía y medio veremos explosiones y encontronazos con asesinos armados hasta los dientes, persecuciones en coche, un avión desplomándose… Todo eso es terreno conocido para Dwayne Johnson pero no de Kevin Hart, uno de los mejores humoristas del momento que empezó trabajando en una zapatería cuando su vida cambió una noche mágica en un bar de cómicos aficionados en Filadelfia. Y de ahí a recaudar más de cien millones de dólares con Infiltrados en Miami, triunfar con El gurú de las bodas (2015), compartir plano con Robert De Niro y Ben Stiller en Ahora los padres son ellos (2010) y producir la exitosa serie Real Husbands of Hollywood, que ya va por su cuarta temporada.

«Ser considerado un gran trabajador es una buena reputación. Se trata también de ser profesional y muy leal a la gente que me puso aquí, que son mis fans. Siento que tengo un trabajo que hacer, como si tuviera que reinventarme constantemente». Como ahora, con Un espía y medio, donde «hago el papel de hombre serio. Dwayne se ocupa de la comedia. Nos pareció una idea divertida y diferente».

Texto | Alfonso Asúa

Cosas que se han dicho (2 comentarios)

Carrie

hace 12 meses

Gracias por tu opinión/recomendación :)

Tarife

hace 12 meses

Me encantó esta película, se hace un poco dura al principio pero luego tiene todas las actitudes de una comedia; entretenida , divertida, entre otras cualidades. Muy recomendable para ver con amigos o familia, a mi me pareció genial. De 10 a secas.

¿Algo que añadir?

Para participar, tienes que estar registrado en cinerama.es