Estreno de ‘Blade Runner 2049’

Carrie / 04 de octubre del 2017 / 12:43h.

 

«Sé que a todos y cada uno de los fanáticos de Blade Runner (1982) entrará en el cine con un bate de béisbol. Y es respetable, porque para mí el arte es riesgo y me gusta correr riesgos. Blade Runner 2049 va a ser el mayor riesgo de mi vida, pero me siento bien con esa sensación. Para mí es muy emocionante e inspirador, porque he estado soñando con hacer ciencia ficción desde que tenía 10 años y he dicho no a muchas secuelas, pero no podía negarme a Blade Runner 2049 porque me gusta demasiado, así que me dije: “Está bien, la aceptaré y haré todo lo que pueda para hacerlo genial”. Pero debo confesar que me tomé mucho tiempo para decir que sí, porque más que nervios, sentía un miedo profundo».

Estas palabras de Denis Villeneuve son significativas de la enor- me presión que ha soportado, soporta y soportará el cineasta ante este desafío, nada menos que una secuela de la mítica película de Ridley Scott. El director canadiense demuestra ser consecuente y coherente con lo que es el negocio del cine, al que él se dedica desde 1994. En definitiva se trata de asumir riesgos, algo que algunos cineastas no han hecho jamás a lo largo de sus acomo- dadas carreras. Villeneuve sí, a ver quién es si no el listo que pasa de Incendies (2010) a Prisioneros (2013), y luego a Enemy (2013) y Sicario (2015) para terminar en La llegada (2016) y sale airoso.

Perp Denis Villeneuve no es ningún descerebrado y al principio la idea de una secuela de Blade Runner le pareció una locura. «Blade Runner (1982) es una de mis películas favoritas de todos los tiempos, es una película que está vinculada a mi amor y pasión por el cine. Vengo de una pequeña ciudad de Quebec y todavía recuerdo el impacto que me pro- dujo ver las primeras escenas de la película junto con mis amigos. Fue una experiencia cinemato- gráfica muy fuerte, una nueva forma de ver ciencia ficción». Sólo cambió de opinión cuando leyó el guión de Hampton Fancher, uno de los responsables del original de 1982, y Michael Green, el hombre de moda en Hollywood, pues firma las historias y diálogos del nuevo Ase- sinato en el Orient Express (2017), Alien: Covenant (2017) y Logan (2017). Según Harrison Ford, que entró en el proyecto antes que Villeneuve, ese guión es «uno de los mejores que he leído nunca». Y lo dice alguien que ha disfrutado con las primeras versiones de historias tan fascinantes como las de En busca del arca perdida (1981), Único testigo (1985) o Frenético (1988). «Harrison estaba ya en el proyecto cuando yo llegué, y es uno de los seres humanos más agradables que he conocido y uno de mis actores favoritos de todos los tiempos», dice el director, que también contó con Ridley Scott, hombre clave, apoyo indiscutible y uno de los produc- tores del film. Ford, por supuesto, interpreta a Rick Deckard.

El personaje de Jared Leto se llama Niander Wallace y es un fabri- cante de replicantes ciego. El actor rodó su parte en sólo dos semanas. Villeneuve le conoció cuando se lo presentó un amigo común: Jean-Marc Vallée, director de Dallas Buyers Club (2013), película por la que Leto ganó el Oscar. Barkhad Abdi (Capitán Phillips), Edward James Olmos (junto a Harrison Ford, el único que repite personaje) y David Dastmalchian (de la serie MacGyver) completan el reparto.

Ridley Scott y Denis Villeneuve son los pilares de esta nueva entrega de Blade Runner, pero la estrella es Ryan Gosling en el papel de K, personaje escrito específicamente para el actor. Él era la única opción que barajó el director. El oficial K busca a Rick Deckard, que lleva desaparecido 30 años.

En Blade Runner 2049 no hay, como es lógico, ni rastro de la maravillosa Joanna Cassidy, ni siquiera de Sean Young en su papel de Rachael. La polémica actriz, siempre a la gresca desde que triunfara al lado de Kevin Costner en No hay salida (No Way Out) (1987), no levanta cabeza desde que Kim Basinger la sustituyera en Batman (1989). La rumorología de Hollywood siempre tiene material sobre ella, aunque ya esté fuera de juego. Lo último: pidió a los fans de la película original boicotear esta secuela si no participaba ella. Robin Wright, la española/cubana Ana de Armas, la canadiense Mackenzie Davis (de la serie Halt and Catch Fire) y la holandesa Sylvia Hoeks (la joven que hace perder la cabeza a Geoffrey Rush en La mejor oferta) se presentan como un buen repuesto a Sean Young, Daryl Hannah y Joanna Cassidy.

Cosas que se han dicho

Aún no hay comentarios.

¿Algo que añadir?

Para participar, tienes que estar registrado en cinerama.es