‘Deadpool 2’: Vuelve el perfecto idiota

Carrie / 14 de mayo del 2018 / 12:00h.

 

DESPUÉS DE PASAR MUCHOS AÑOS EN DESARROLLO, ‘DEADPOOL’ (2016) DEMOSTRÓ SER UN ÉXITO MONSTRUOSO (783 MILLONES
DE DÓLARES DE RECAUDACIÓN MUNDIAL). SI BIEN HUBO ALGUNAS DUDAS EN TORNO A LA PELÍCULA (EN CONCRETO LA CLASIFICACIÓN R), LA CINTA TERMINÓ ALCANZANDO CIMAS IMPOSIBLES.

Una de esas cimas fue la de lograr conquistar a la crítica además de a la taquilla, hasta convertirse en el mayor éxito de la franquicia X-Men. Ahora se estrena esta segunda parte, donde dos personajes clave de sus cómics se unen al protagonista en su locura.

Deadpool 2 cuenta con un nuevo director, David Leitch, especialista expe- rimentado y coordinador de dobles, que debutó como realizador junto a Chad Stahelski en John Wick (Otro día para matar, 2014), y luego dirigió en solitario Atómica (2017), vehículo para una Char- lize Theron más bestia que nunca. Al igual que Tim Miller, director del primer Deadpool, Leitch aporta su experiencia en efectos visuales.

La primera película en solitario de un héroe está típicamente dedicada a la historia de origen. Si bien es un argumento algo agotado, tiene sentido porque es la mejor manera de presentar estos personajes a un público más amplio. Ese fue el enfoque adoptado por Deadpool, con la historia, contada de una forma no lineal, de cómo el mercenario Wade Wilson pasa por tratamientos experimentales para curar su cáncer y termina con increíbles habilidades de curación y una misión de venganza. Ahora que todo está fuera del camino, sin embargo, hay un número infinito de posibilidades para los guionistas Rhett Reese y Paul Wernick en Deadpool 2.

Dos presencias significativas del uni- verso mutante de los X-Men estaban confirmadas para la secuela desde el principio: Cable (interpretado por Josh Brolin tras el abandono de Brad Pitt, el primer actor al que se le ofreció el personaje, y después de barajar nombres como los de Dolph Lundgren, Russell Crowe, Mel Gibson, Kurt Russell, Bruce Willis, Alec Baldwin, Sylvester Stallone, Arnold Schwarzenegger y Pierce Bros- nan) y Domino (Zazie Beetz, elegida tras un casting por el que pasaron Mary Elizabeth Winstead, Sienna Miller, Mac- kenzie Davis, Kelly Rohrbach, Sofía Bou- tella, Stephanie Sigman, Sylvia Hoeks y Janelle Monáe). Ambos personajes están estrechamente conectados a Deadpool, habiéndose presentado por primera vez en New Mutants #98. Los fundamentos de la trama de Deadpool 2, sin embargo, han sido un secreto hasta que se estrenó el primer tráiler a finales de marzo de este año. En él, veíamos cómo Deadpool intenta evitar que Cable, que llega del futuro, mate a un niño mutante con poderes increíbles. En sus esfuerzos por mantener al niño con vida, Deadpool recibe ayuda de nuevos y viejos amigos. Y además, tenemos luchas contra ninjas, yakuza y un grupo de caninos sexual- mente agresivos.

Pero cuidado, porque Deadpool es un súperhéroe que no se considera tal y que no se parece a ningún otro. Aten- tos al reto, Deadpool es híper sexual, atrevido, deslenguado y de actualidad. ¿Imaginan un súper héroe populista?, pues ya lo tienen.

Incluso hay quien dice que es igual de deslenguado que el actor que lo interpreta. Ryan Reynolds no lo niega. «Sí, siempre he sentido que existía una simetría entre Wade Wilson y yo. Amo este personaje desde que llegó a mis manos hace doce años. Me encanta inventar bromas para este papel, colaborar con el director para dar forma a un personaje que no se parece a ningún otro súper héroe». Porque, como dice el actor, «si le dices a Deadpool que es un súper héroe se enfadaría muchísimo porque es el estereotipo del antihéroe y no le importa mucho lo que otros esperan de él. Es un tipo fascinante, en realidad hemos creado un personaje que es la antítesis del héroe. Hemos conseguido un filme con una temática que nunca aparece en este tipo de películas».

Ryan Reynolds tiene una historia de amor con Deadpool, diferente a la que tiene con Blake Lively, pero igual de intensa. «Él me encontró a mí. En el año 2004 estaba trabajando en una película de New Line y me mandaron el guion. El tipo que llevaba el estudio me dijo que yo era el personaje, que lo interpretaba a diario sin saber que lo hacía. Leí el guion y me pareció alucinante».

Nuestro actor tiene al público totalmente de su lado, con un personaje por el que ha pasado a la historia del cine de la forma más sorprendente, y que cuenta con una ventaja más: no se llama Chris, por lo que nadie le va a confundir con Chris Pratt, Chris Pine, Chris Evans o Chris Hemsworth.

 

Cosas que se han dicho (3 comentarios)

cati calles

hace 3 días

Super divertida,superó a la primera según mi opinión.

thorvlad

hace 2 meses

la peli deadpool 2 fue mas divertida que la primera ,rayan reynols parecía que iba a caer por green lanter i wolverine origens pero se supero

ananis

hace 6 meses

Lo de este chico si que es caer y levantarse..porque lo de green lantern es peor que el batman-kilmer...que ganas de que se estrene!

¿Algo que añadir?

Para participar, tienes que estar registrado en cinerama.es