Las otras chicas Ocean’s

Carrie / 12 de julio del 2018 / 11:16h.

 

Steve McQueen (Londres, 1969) ha construido una prestigiosa carrera con tres únicos largometrajes, las conmovedoras y complejas 12 años de esclavitud (2013), Shame (2011) y Hun- ger (2008). Su sensibilidad artística y su visión nos regalan ahora una his- toria radicalmente diferente: Widows, escrita por Gillian Flynn, la autora de las novelas adaptadas al cine Perdida (2014) y Lugares oscuros (2015), que parte de una historia original escrita por Lynda La Plante llevada a la tele- visión inglesa en formato miniserie en el año 1983 y posteriormente a la norteamericana en 2002.

Las nuevas Widows son Viola Davis, la debutante en el cine Cynthia Erivo (Tony a la Mejor Actriz en Musical por El color Púrpura), Elizabeth Debicki (El gran Gatsby) y Michelle Rodríguez (Fast & Furious 8); esposas de cuatro delincuentes que quedan en peligro y endeudadas después de la muerte de sus maridos. Pero no se irán a sus casas por- que decidirán ocupar el lugar de ellos y tomarse la justicia por su mano.

Hasta Chicago fuimos al rodaje de Widows para hablar con algunas de las protagonistas de esta fabulosa historia. «Yo interpreto a Veronica Rawlins, una mujer en duelo. Ella está despertando del mazazo de perder al hombre que ama. Al final, todas las protagonistas tienen el mismo problema: se sienten acosadas por aquellos que buscan el dinero que robaron sus maridos», nos dice Viola Davis sobre este drama de acción, de persecuciones y juegos de poder. «Todas estas mujeres deben luchar para sobrevivir».

Gillian Flynn vuelve a centrarse en el poder de las mujeres en los tiempos de #Time’sUp, como ya lo hizo en sus novelas Perdida, Lugares oscuros y Heridas abiertas, aunque esta vez la historia original no es suya y se enfrenta a un material ajeno. Como nos dice la oscarizada Viola Davis (Fences), «creo que todavía a las mujeres se las juzga por su edad y por su físico. Cuando una mujer no tiene alguno de esos dos ele- mentos, es invisible. Por eso me fascinan
las protagonistas de Widows. Ellas tienen sincronía, los hombres de su vida les han fallado por completo y tienen que inventar un nuevo camino. No se trata de usar el cuerpo o aparecer mona en una escena, se trata de usar la cabeza, la intuición y hacer un gesto mayúsculo hacia su comunidad».

No hay escasez de mujeres que alcen sus voces contra el abuso y la injusticia en este momento. Pero qué mujer, y qué voz, es Viola Davis. El 20 de enero, la actriz subió al escenario de la Marcha de Muje- res en Los Ángeles para hablar sobre la violación y el tráfico de jóvenes, y en Chi- cago nos explica que ser auténtica es su rebelión. «Esta película me hace sentirme muy orgullosa y se lo debo a Steve McQueen. Él podía haber contratado a cualquier otra actriz para el papel de Veronica, pero dijo

que era un personaje sin una raza específica y me contrató. No solo me contrató, sino que me pidió lucir mi pelo natural. Creo que es justo decir que hay un elemento en el cine que ha borrado el pelo natural de las mujeres de piel oscura porque no se considera feme- nino o atractivo o sexual o viable. Para mí es maravilloso que a mis 52 años pueda apa- recer con mi pelo natural en una producción de gran presupuesto», revela orgullosa.

Como ella, el resto de las mujeres del reparto no piden perdón por la actitud de sus personajes. «No podemos ser más distintas y, sin embargo, desde el primer
día nos comportamos como amigas íntimas. Las cenas eran ruidosas, las conversaciones intensas, maduras. Ha existido un muy buen rollo que luego se contagió a las inter- pretaciones. Lo hemos pasado muy bien jun- tas», reconoce Michelle Rodríguez.

El elenco de viudas cuenta también con sus villanos, interpretados por Colin Farrell y Robert Duvall. «La película mues- tra en paralelo la relación entre un padre y su hijo en la compleja ciudad de Chicago. En el Chicago corrupto», nos dice Duvall, de 87 años e historia viva del cine americano, quien confiesa además su admiración total por Steve McQueen. «Es de primera clase. Estoy realmente impresionado».

Sin darnos detalles sobre los giros de la historia, Duvall nos revela que Colin Farrell ha sido toda una sorpresa para él. «Es un actor con mucho talento. Los jóvenes actores de hoy son los mejores que he visto. Y este grupo es el mejor con el que he trabajado. Si esta cinta se hubiera hecho hace 40 años con un realizador diferente a Steve, hubiera sido solo acción. Él la cuenta de forma muy inteligente». Cuando le preguntamos quién es en estos momentos el mejor actor de Hollywood, Duvall no duda en mencionar a Javier Bardem. «La interpretación depende del comportamiento, se trata de hablar y escuchar, y no es fácil. Es lo que buscan los buenos directores y Javier te lo da».

Buscando venganza, las mujeres corre- rán un sin fin de riesgos por las calles de Chicago en busca de su libertad y la de sus hijos. «Es una cinta con cierta dosis de violencia y no voy a negar que me gusta el poder de las armas en manos de Veronica». Y aunque ha disfrutado con el personaje, Davis también admite que no se parece a ella. «Yo soy mucho más tímida. Tal vez, lo más sorprendente, es lo poco que me parezco a la idea que el público tiene de mí. Disfruto construyendo personajes. En tu fantasía pue- des tener dentro el espíritu guerrero de una mujer que busca vivir mejor y decide robar un banco, pero en mi vida no voy a coger una pistola y disparar a mi marido».

Widows se estrena en España el próximo 30 de noviembre.

 

Cosas que se han dicho

Aún no hay comentarios.

¿Algo que añadir?

Para participar, tienes que estar registrado en cinerama.es