La Amenaza Constante

domino / 20 de agosto del 2018 / 16:00h.

 

Amenaza en la sombra (Don’t Look Now) (1973) es lo que se llama una película de culto, no es popular, pero tiene una legión de fans entregados. No tiene la proyección de El exorcista (1973) o La semilla del diablo (1968), su estreno no fue un evento internacional como lo pudo ser el de El resplandor (1980), ni su sombra ha sido tan alargada como la de La matanza de Texas (1974) o Halloween (1978). Ni siquiera la tiene en cuenta Jason Zinoman en el libro Shock Value (Sesión sangrienta), un repaso a las últimas décadas de cine de terror desde que se estrenó Psicosis (1960) y todo cambió para el género. En este completo estudio, el autor sólo nombra la película para contar que Brian de Palma contrató a Pino Donaggio para componer la banda sonora de Carrie (1976) porque admiraba el trabajo que éste había hecho en la película que nos ocupa.

 

Y aún así, Amenaza en la sombra es una película clave y, como estamos viendo últimamente, muy influyente. Producción británica, dirigida por Nicolas Roeg y con Donald Sutherland y Julie Christie como el matrimonio que pierde trágicamente a su pequeña hija rubia y contacta con su espíritu por los canales de Venecia, es una bastante fiel adaptación de un relato corto de Daphne du Maurier. La Venecia más inquietante, dos siniestras videntes, un asesino en serie enano y con capucha roja, la música de Pino Donaggio, una escena de sexo que ha pasado a la historia… Son muchos los elementos de esta película que han seducido a cineastas como P.J. Hogan, con un divertido homenaje en Amor sin condiciones (2002), y, sobre todo, Martin McDonagh, gran admirador del film como demuestra sus muy cinéfilos apuntes en Escondidos en Brujas (2008) y Tres anuncios en las afueras (2017). Y entre los últimos, Ari Aster ha dicho en todas las entrevistas que es su película favorita y que Hereditary (2018) le debe mucho. También la ha nombrado Johannes Roberts para hablar de Los extraños: Cacería nocturna y cuenta con una legión de admiradores que todavía tienen pesadillas con esa figura pequeña con abrigo rojo que corretea escondiéndose por los canales.

Cosas que se han dicho

Aún no hay comentarios.

¿Algo que añadir?

Para participar, tienes que estar registrado en cinerama.es