Estreno de Bohemian Rhapsody

Carrie / 30 de octubre del 2018 / 13:47h.

Freddie Mercury (1946-1991) era todo un espectáculo. Y su vida también lo fue. Bohemian Rhapsody nos cuenta su trayectoria, sus luces, sus sombras y, sobre todo, su enorme figura como artista. La leyenda de uno de los grandes de la música. Repasamos la historia de un proyecto, el biopic del año, al ritmo de las notas musicales.

Dolor de cabeza es el que padecieron en general los productores para sacar adelante este proyecto. El reto más importante era dar con el actor capaz de meterse en la piel de Mercury, una de las estrellas de la historia de la música más carismáticas y reconocidas. Sin un actor adecuado no había película. Antes de que llegara Rami Malek, Ben Whishaw fue relacionado con el proyecto por algunos medios. Y antes de eso, el elegido era Sacha Baron Cohen. De hecho, el actor de Borat (2006) se convirtió en la primera piedra en el camino. Resulta que se largó debido a diferencias creativas con dos tipos con mucho que decir: el guitarrista y el batería de Queen, Brian May y Roger Taylor, ambos productores del film. El acuerdo con Baron Cohen se vino abajo cuando May expresó su malestar después de descubrir que el proyecto iba a ser sólo una película biográfica de Freddie Mercury y no del resto de la banda. May pensaba que la película debería centrarse en los otros miembros y en las consecuencias de la muerte de Mercury. También dejó clara su opinión negativa sobre la elección de Baron Cohen, a quien consideraba un actor de comedia que en ningún caso haría justicia a Mercury.

Con Baron Cohen fuera y Rami Malek dentro, los problemas llegaron desde la parte del director. Los productores y la estrella principal terminaron hartos del comportamiento errático de Bryan Singer, sus retrasos y sus ausencias. En 2017, después de las vacaciones de Acción de Gracias, Singer desapareció del rodaje durante tres días seguidos, momento en el que el director de fotografía Newton Thomas Sigel tuvo que intervenir y ponerse a dirigir. Los informes afirmaron que Singer se fue por un asunto familiar. Un par de días después, el 5 de diciembre, 20th Century Fox despidió al cineasta ante la situación insostenible (Singer arrojó un objeto a Malek cuando se enteró que el actor se había quejado al estudio por sus ausencias). La caída del que fuera “niño” mimado de Hollywood gracias a las excelentes Sospechosos habituales (1995), Verano de corrupción (1998) y las saga X-Men fue de las que hacen historia. El 8 de diciembre de ese mismo año saltaba la noticia de que Singer había sido acusado de abusar de un menor de 17 años en 2003.

Pero Fox tenía otros problemas: conseguir un cineasta que se hiciera cargo de un proyecto casi terminado. El nuevo director, Dexter Fletcher (Amanece en Edimburgo), entró después de Año Nuevo de 2018. A pesar de que Fletcher estuvo 16 días rodando, el Director’s Guild of America consideró que el único crédito pertenecía a Singer y así ha quedado.

Revelación para muchos, aunque Rami Malek (Los Angeles, 1981) no es para nada un desconocido. Bohemian Rhapsody será “LA” película, esa que cambia una carrera, que en su caso empezó interpretando a un faraón egipcio en Noche en el museo (2006). Nada extraño pues nuestro actor nació en el seno de una familia copta ortodoxa egipcia. Con la serie Mr. Robot alcanzó la popularidad gracias a su papel de pirata informático con depresión clínica. Tiene pendiente de estreno Papillon (2017), remake del drama carcelario de 1973, según la novela de Henri Charrière, donde Malek se hace con el personaje que inmortalizó Dustin Hoffman mientras que Charlie Hunnam hereda el de Steve McQueen. Ya hay quien habla de un seguro candidato al Oscar por literalmente transformarse en Mercury. «El honor más grande para mí al interpretar a alguien como Freddie Mercury era obtener el visto bueno de los compañeros de su banda, Brian May y Roger Taylor, pero no voy a mentir y decir que no consideraría el Oscar como el logro definitivo». Malek fue elegido para el papel gracias a Mr. Robot, serie que los productores seguían. Luego llegaron los dientes postizos marca de la casa, dentadura que el actor ha conservado, «siempre la guardaré».

May y Taylor no le quitaron ojo durante el largo y complicado rodaje, pero para Malek el momento clave fue cuando conoció a la hermana de Mercury, Kashmira Cooke: «fue increíblemente extraño para mí y para ella, todo muy emotivo. La aprobación de las personas que estaban más cerca de él significaba todo para mí». Ben Hardy (John Polidori en Mary Shelley) es Roger Taylor, Gwilym Lee (Los asesinatos de Midsomer) interpreta a Brian May y Joseph Mazzello (el niño del primer Jurassic Park) se hace cargo del cuarto miembro de Queen, John Deacon. Un Mike Myers completamente irreconocible interpreta al ejecutivo de EMI Ray Foster.

 

Mi historia

La de Freddie Mercury y el resto de Queen. Cómo Mercury y sus compañeros de grupo Brian May, Roger Taylor y John Deacon, crearon una de las bandas de rock más emblemáticas de todos los tiempos. La película sigue las vicisitudes de Queen en su ininterrumpida creación de éxitos, alcanzando el primer puesto de todas las listas mientras su sonido evolucionaba constantemente. A través de canciones como Killer Queen, Bohemian Rhapsody, We Are the Champions, We Will Rock You y muchas otras, el grupo alcanza un éxito sin paralelo y Freddie se convierte en uno de los artistas más idolatrados del planeta.

Fama sin fronteras

Bohemian Rhapsody es por encima de todo una celebración, de Queen, de su música y de su extraordinario cantante Freddie Mercury, el mismo que desafió los estereotipos y pulverizó las convenciones para convertirse en uno de los artistas más queridos del planeta. La película muestra el ascenso meteórico de la banda a través de sus canciones icónicas y sonido revolucionario. Un éxito sin precedentes que, sin embargo, en un giro inesperado, cambió de rumbo cuando un Freddie fuera de control salió de Queen en busca de una carrera como solista.

Solidarios

El 13 de julio de 1985 Mercury volvió a reunirse con sus compañeros en el Live Aid (concierto celebrado de forma simultánea en el Estadio Wembley de Londres y en el John F. Kennedy Stadium de Filadelfia con el objetivo de recaudar fondos en beneficio de Etiopía y Somalia) en la que el cantante, ya gravemente enfermo, lideró a la banda en uno de los conciertos de rock más grandes de la historia. El rodaje de esa espectacular escena fue el día más difícil para Rami Malek porque fue lo primero que filmó. «Filmamos la actuación más emblemática de la historia del rock, Queen en el Live Aid. La primera escena era los cuatro saliendo al Wembley como miembros de Queen». La actuación de Queen en Live Aid fue elegida a través de una encuesta musical como el mejor concierto de rock de todos los tiempos, logrando el 79% de los votos.

La chica

Aunque Mercury reconoció varias veces que era gay, muchos piensan que en realidad era bisexual. Y ahí juega un papel clave Mary Austin, con la que tuvo una relación prolongada y vivió con ella muchos años en West Kensington. Mercury siempre dijo que ella era su única amiga de verdad. «Todos mis amantes me preguntan por qué no puedo reemplazar a Mary Austin, pero eso es sencillamente imposible. La única amiga que tengo es Mary y no quiero a nadie más. Para mí, ella es como una esposa. Para mí era como un matrimonio. Confiamos el uno en el otro, eso me basta», confesó el cantante durante una entrevista en 1985. Mary conoció a Mercury cuando este todavía no era famoso y aún hoy sigue hablando con verdadero cariño de él. La actriz Lucy Boynton (Asesinato en el Orient Express, 2017) interpreta a Mary.

El otro gran amor de Mercury fue el peluquero y escritor Jim Hutton, interpretado en la película por el actor irlandés Aaron McCusker (Fortitude).

Silencio

Freddie Mercury murió a los 45 años el 24 de noviembre de 1991 víctima del sida. Pero su música no se ha apagado y su figura como artista sigue brillando. Prueba de ello es esta película en la que mucha gente con talento y durante mucho tiempo ha luchado para sacarla adelante. «Esta película ha tardado ocho años en realizarse pero creo sinceramente que lo vale, porque estoy orgullosísimo de lo que hemos logrado. La película es un verdadero canto a la música de Queen y un homenaje a uno de los más grandes solistas de todos los tiempos: Freddie Mercury. Rompiendo estereotipos y expectativas, Freddie se atrevió a cambiar todo, creyendo en sí mismo y en su música», ha dicho orgulloso el productor Graham King, poderosa figura de Hollywood detrás de El aviador (2004), Infiltrados (2006), Diamante de sangre (2006), Argo (2012) y Guerra mundial Z (2013).

Cosas que se han dicho (2 comentarios)

cati calles

hace 5 días

La he visto hace una semana y me ha encantado, muy buena película

cineramayyo

hace 2 semanas

Qué maravilla, estoy deseando verla.

¿Algo que añadir?

Para participar, tienes que estar registrado en cinerama.es