Estreno de “Malos tiempos en El Royale”

Carrie / 14 de noviembre del 2018 / 16:54h.

Con un reparto estelar, Malos tiempos en El Royale es un baúl repleto de secretos. El director Drew Goddard renueva el misterio del famoso hotel en una intrigante historia donde siete desconocidos, todos reunidos en El Royale, tienen algo que esconder en sus habitaciones, sin saber que, aquello que esconden, acabará uniéndoles a todos. La película ya se presenta como una de las mejores del año y de esas que pasan a ser de culto, las que son elegidas para venerar.

Los siete desconocidos (Jeff Bridges, Cynthia Erivo, Dakota Johnson, Jon Hamm, Cailee Spaeny, Lewis Pullman y Chris Hemsworth), cada uno con un secreto que ocultar, se reúnen en el lago Tahoe, en El Royale, un deteriorado hotel con un oscuro pasado. Durante el transcurso de una fatídica noche, todos tendrán una última oportunidad de redención… antes de que todo se vaya al infierno. Un infierno con aroma de película de culto y estética de cine negro, a lo Humphrey Bogart.

«La trama es esencialmente la de un grupo de huéspedes con una especie de secreto oscuro en su pasado. Todos terminan quedándose en este motel de primera categoría cuya principal atracción es que se extiende a lo largo de la línea estatal de Nevada y California. En el hotel hay vigilancia secreta (los huéspedes pueden ser observados en la habitación, probablemente a través de espejos de dos vías, desde pasillos secretos)», cuenta el director. Ya hemos dicho que tenemos en el reparto a un inmenso Jeff Bridges y a un sorprendente Chris Hemsworth, que regresa con el director tras hacer juntos La cabaña en el bosque (2012). La aparición de Chris Hemsworth cambia el tono de la película y, por supuesto, está Jeff Bridges como un falso reverendo, personaje que recuerda mucho al mismo Bridges en El gran Lebowski (1998).

Y también está Jon Hamm, que regresa a la década de 1960, pero no es Don Draper. El actor finalmente vuelve a la era que lo convirtió en una estrella, pero esto no es un redux de Mad Men. Porque Hamm es en Malos tiempos en El Royale un vendedor de aspiradoras ridículo, propenso a las bromas y los malos trajes que descubre accidentalmente algunos de los secretos del hotel. O al menos eso es lo que parece. «Obviamente, soy muy consciente de lo que supone que yo protagonice una pieza de época en la década de los sesenta. He perdido papeles por eso. Le llegué a decir a mi agente que no me pasara proyectos con esa ambientación. Es demasiado evocador. Quiero cambiar. Pero esto es tan diferente… Y Laramie Seymour Sullivan, mi personaje, es tan extravagante… Él no es tan don Draper», nos cuenta Hamm. El actor reconoce que Malos tiempos en El Royale no es una mega franquicia y muy bien podría convertirse en un filme de culto. «Definitivamente es el set más grande en el que he trabajado. He tenido esa sensación inmersiva que tenía en Mad Men cuando paseaba por la oficina y todos los papeles y todos los detalles eran precisos. Realmente ayuda. Ayuda a formar la apariencia de la película y la sensación de estar allí».

La historia, que parte de un guion original del propio Drew Goddard, «se inspira en un caso real e infame con conexiones escandalosas a Marilyn Monroe, J.F.K. y Frank Sinatra», nos explica el director, en clara alusión al famoso Cal Neva Resort & Casino que una vez fue propiedad de Sinatra, Dean Martin y el mafioso Sam Giancana. Clara Bow, la primera chica it (saltó a la fama en una película llamada It, y ahí es donde obtenemos el término), acumuló deudas con el resort y el casino en los años 30. Judy Garland una vez actuó allí a los 13 años de edad. Los miembros de la familia Kennedy a menudo se quedaban allí, y se rumorea que John F. Kennedy tuvo varios encuentros con Marilyn Monroe. La estrella permaneció allí una noche en los días previos a su muerte, e intentó suicidarse por sobredosis, pero su estómago fue lavado justo a tiempo (las teorías de conspiración persisten hasta el día de hoy de que realmente murió allí). En 1960, Frank Sinatra y sus socios compraron el lugar. El hotel cerró en 2013, pero el multimillonario Larry Ellison lo compró a principios de este año y actualmente lo está renovando. «Quién sabe qué de cierto hay en el rumor de la mafia y sobre Kennedy, pero es emocionante para la imaginación de un escritor», reflexiona Goddard.

En la película ninguno de los personajes es quien realmente aparenta ser. Como el de Jeff Bridges, que no es realmente un sacerdote. Dakota Johnson es una criminal. Chris Hemsworth dirige un culto. Y ambos están conectados. Dakota Johnson, que sigue los pasos de su abuela Tippi Hedren en las películas de suspense, todavía no tiene claro que pueda tomarle el relevo a la gran dama de Los pájaros (1963). «No lo sé, habría que preguntárselo a ella. Me siento muy orgullosa del trabajo de mi madre y de mi abuela, pero yo quiero ser yo. Tener mi propia carrera».

En Malos tiempos en El Royale la actriz se llama Emily Summerspring, una delincuente con un gusto por las armas de fuego y los tipos musculosos. Por cierto, la película puede terminar siendo una de las más comentadas de la temporada solo por los abdominales que se marca Chris Hemsworth en varias escenas.

 

El papel de Cynthia Erivo estaba pensado originalmente para Beyoncé, pero al final fue esta ganadora del Tony quien se lo llevó. Será la segunda película de la actriz que estará también este mes en Viudas. Cynthia nos explica cómo su personaje forma una conexión con el misterioso sacerdote interpretado por Jeff Bridges. «Son dos personas aisladas, abandonadas por la sociedad que terminan encontrando un lazo de unión». Ella misma protagoniza una escena clave en la que el personaje de Jon Hamm descubre los corredores secretos de vigilancia y la observa cantar una canción hasta el final. La escena fue filmada 27 veces, y Erivo cantó en directo en cada toma. No hay sincronización de labios. Su voz en vivo se utiliza en el montaje final.

Malos tiempos en El Royale es una de las sorpresas del año. La película que nadie espera pero de la que todo el mundo terminará hablando. Todo ha sido tan secreto, que Drew Goddard guardó el guion bajo llave y cuando se lo envió a los altos ejecutivos de los estudios, estos lo leyeron en una tablet con el compromiso de devolverlo cuando lo terminaran.

Cosas que se han dicho (2 comentarios)

Javier Martínez

hace 2 semanas

Peliculón. Fui a verla porque decían que había nacido un nuevo clásico y no se equivocaban. Sin duda un must have de l a cartelera

miguel-angel84

hace 3 semanas

Buena pelicula de intriga con escenas retrocedidas en el tiempo (estilo tarantino), buenas interpretaciones y buena calidad, la parte negativa es que es un poco lenta y algo cansada, pero en general merece la pena ir al cine a verla, buenas actuaciones incluida Dakota Johnson (hija de don johnson y melanie Griffith)

¿Algo que añadir?

Para participar, tienes que estar registrado en cinerama.es