Entrevista con Colin Farrell

13 de septiembre del 2012 / 17:59h.

 

El atractivo actor Colin Farrell, nacido en Irlanda en 1976 regresa a la pantalla con Desafío Total, nueva versión del relato de Philip K. Dick bastante diferente a la de Paul Verhoeven y Arnold Schwarzenegger de 1990. En esta que se estrena ahora, la historia transcurre en un futuro donde la contaminación ha dejado sólo dos países habitables: Australia y el Reino Unido, conectados por un metro que atraviesa el centro de la tierra. Farrell interpreta a un hombre que borra sus recuerdos para sustituirlos por otros más divertidos e interesantes. hablamos con el actor sobre esta película y su nueva vida, totalmente reformada tras una larga batalla contra el alcohol.

Su personaje en Desafío total tiene una vulnerabilidad nada común en los tipos duros de Hollywood…

Sí. Cuando lo vemos por primera vez es mitad hombre, mitad niño, no entiende su vida y eso le hace vulnerable.

¿Len Wiseman, el director, estuvo de acuerdo en eso?

Sí. La primera vez que me entrevisté con él dudaba porque era admirador de la primera versión y quería ir en otra dirección. Pero al final creo que el resultado es bueno.

¿Y usted, es fan de Schwarzenegger?

Sí. De adolescente me vi todas sus películas, incluso las de Van Damme.

¿Le interesa el concepto que plantea la película sobre borrar la memoria?

No, porque me he pasado gran parte de mi vida buscando atajos. Me metí ciertas cosas que no le gustaron a mi cuerpo y ya no necesito los atajos. No me da miedo el presente, me parece bello, por muy grotesco que pueda parecer. Vivimos en un mundo espectacular y no creo en la idea de borrar la memoria. En otro momento de mi vida, hace años, tal vez mi respuesta hubiera sido otra.

¿Qué brebaje oculta en esa botella que tiene ahí?

Trato de limpiarme. Todo verde: kale, espinacas, lechuga, perejil, pepino, manzana, apio, limón y gengibre. Estoy seguro que si lo probaras te encantaría. No soy muy bueno para comer ensalada, ni verduras, por eso las bebo.

¿Está a dieta?

No. Simplemente quiero sentirme bien. Desde hace un tiempo estoy tratando de mantener mi cuerpo limpio, de hacer ejercicio. Pero no te creas, a veces me da por comer plátanos, pizza, hamburguesas, queso, pasteles y bolsas y bolsas de Doritos. Es bueno combinar la mala dieta con la buena. Trato de compensar.

¿Es una forma de terminar su relación con el alcohol?

Beber solía ocupar ocho horas de mis días y lo peor de un alcohólico que se está recuperando es el aburrimiento, porque tienes mucho tiempo libre y no sabes qué hacer con él. Estoy dedicándome a hacer ejercicio y yoga, pero no estoy cubriendo una adicción con otra. Todo en su debido lugar.

¿Es la interpretación otra adicción para usted?

No, pero puede llegar a serlo. Todo lo que hagas en la vida puede acorralar tu atención, o puede ofrecerte momentos que te ayuden a separarte de ti mismo. Actuar es divertido, pero si te obsesionas, entonces puede convertirse en un problema. Yo viví dos o tres años sin vacaciones, en hoteles, sin casa. El trabajo era lo más importante. Ahora estoy en otro momento de mi vida.

Desafío total coincide en cartelera con El Legado de Bourne. ¿La considera un rival?

Creo que es bueno que hayan cambiado nuestra fecha de estreno y ahora estemos un poco más lejos de ellos. En un principio estrenábamos el mismo día. Soy un admirador de Jeremy Renner y de Tony Gilroy, me parecen brillantes. Uno, como actor, espera y desea que todas las películas funcionen, que el público disfrute con ellas.

Cuando está en un ascensor, ¿cómo reacciona la gente al verle?

Se horrorizan. Me gritan para que pare el ascensor (se ríe) y luego me piden que les devuelva el dinero de las películas donde me han visto. Pero escucha, cuando alguna vez voy a un Starbucks y me encuentro con alguien remotamente famoso, yo soy el primero que dice: “Oh mira, mira, es él”. Somos humanos, nos gusta ser ridículos y divertidos.

María Estévez (Los Angeles)

cosas que se han dicho

¿Algo que añadir?

Para participar, tienes que estar registrado en cinerama.es