Inauguración de Cannes 2017: Almodóvar vs. Netflix y fría recepción a Marion Cotillard

18 de Mayo del 2017 / 9:57h.

La inauguración de la 70ª edición del Festival de Cannes prometía aclamar a una de las apadrinadas del certamen, Marion Cotillard. La actriz gala abría el festival con Les fantômes d´Ismaël (Los fantasmas de Ismael), pero su película ha tenido una acogida más bien fría.

Según la mayor parte de la crítica, la cinta es tan confusa que los periodistas y demás asistentes a la proyección no supieron cómo reaccionar y se hizo un silencio incómodo (al contrario de lo habitual en Cannes, no hubo ni aplausos ni abucheos).

Los fantasmas de Ismael es la última película de Arnaud Desplechin, un drama de “historias dentro de historias”, que oscila entre varios géneros sin ceñirse a ninguno. En ella, Mathieu Amalric encarna a un director de cine cuya mujer (Cotillard) desapareció hace 21 años. Cuando el protagonista empieza a recuperar su vida gracias al amor de Charlotte Gainsbourg, la desaparecida reaparece por sorpresa.

Por su parte, el presidente del jurado de este año, Pedro Almodóvar, ha estrenado el puesto tomando posición a favor del Festival en su polémica decisión de prohibir la participación de películas de Netflix a partir de 2018.

Como sabemos, dos producciones de Netflix compiten este año por la Palma de Oro (Okja, de Bong Joon Ho, y The Meyerowitz Stories, de Noah Baumbach), a pesar de que el servicio de streaming no tiene planes de estrenarlas en salas de cine. Esto ha generado una importante polémica y ha hecho que el Festival anuncie la obligatoriedad del estreno en salas para todas las cintas que deseen entrar a competición –eso sí, a partir del año que viene–.

En la inauguración de la presente edición 2017, Almodóvar ha afirmado que “sería una enorme paradoja que la Palma de Oro o una película que reciba cualquier otro premio no se pudieran ver en una gran pantalla”.

Para mí, la solución es simple”, leía el manchego en un comunicado a la prensa. “Las nuevas plataformas deben asumir y aceptar las reglas del juego ya existentes, lo que implica respetar las actuales ventanas de los distintos formatos de exhibición así como las obligaciones de inversión que actualmente rigen en Europa”.

Según Almodóvar, los servicios de streaming ofrecen “una nueva forma de ofrecer contenidos de pago, lo que en principio es bueno y enriquecedor”. No obstante, señala también que este tipo de distribución “no debe alterar los hábitos de los espectadores y creo que ese es el debate ahora mismo […] Me da la impresión de que mientras siga vivo defenderé algo que muchos jóvenes ahora no conocen y que es la capacidad de hipnosis que tiene una gran pantalla frente al espectador”.

Imagen: Gtres

Cosas que se han dicho

Aún no hay comentarios.

¿Algo que añadir?

Para participar, tienes que estar registrado en cinerama.es