Paz en la tierra de Rambo

Carrie / 10 de septiembre del 2019 / 12:07h.

 

Seis años después de que Penélope Cruz diera el salto a Hollywood con el western de Stephen Frears Hi-Lo Country (1998), otra actriz española seguía el mismo camino. Era Paz Vega y se estrenaba en el cine americano con la comedia romántica Spanglish (2004), vehículo de James L. Brooks para Adam Sandler. Penélope lo hacía con apenas 23 años y Paz Vega con 27 y las dos dejaban en España una carrera que se podía decir había llegado a lo más alto. Paz en la televisión con la serie 7 vidas, o lo más parecido al fenómeno Friends que ha tenido nuestro país, y en las películas Lucía y el sexo (2001), Sólo mía (2001), El otro lado de la cama (2002) y una breve pero muy aplaudida aparición en Hable con ella (2002). Lo que pasó con Spanglish es digno de estudio, pues la película no fue bien recibida, algo a lo que no estaba acostumbrado el productor de Los Simpson y director de La fuerza del cariño (1983), Al filo de la noticia (1987) y Mejor… imposible (1997). James L. Brooks era en esa época uno de los grandes talentos de la industria, premiado con el Oscar y el Emmy. Paz en Hollywood no tuvo el impacto de Cruz en Hollywood. Mientras una hacía Vanilla Sky (2001) y salía con Tom Cruise en todas las portadas del mundo, la otra encadenaba extrañas producciones sin ninguna repercusión, aunque fuese junto a Morgan Freeman en la comedia Dame 10 razones (2006) o protagonizase Bajo la piel (2008), la primera, y hasta ahora única, película de Jada Pinkett Smith como directora.

El momento de gloria de Paz Vega en Hollywood fue durante la promoción de The Spirit (2008), donde la española tenía un pequeño papel. La operación Frank Miller adaptando a Will Eisner tampoco funcionó, pero las miles de fotos donde aparecía radiante junto a  Scarlett Johansson y Eva Mendes en el tour publicitario hicieron más por su carrera que todas sus anteriores películas americanas juntas. Claro que luego llegó Triage (2009), lo mejor de la actriz fuera de nuestras fronteras, un desgarrador drama de Danis Tanovic. La estrella era Colin Farrell, pero ella estaba espléndida. Y en esto que Paz Vega regresa a España para rodar Don Mendo Rock ¿La venganza? (2010). Visto el resultado, se podía haber quedado en Hollywood, aunque para ser justos ese mismo año Penélope Cruz aparecía haciendo un cameo en la inenarrable Sexo en Nueva York 2 (2010). Pero Paz sabía que su etapa en Hollywood había llegado a su fin y que era hora de volver a España y al cine europeo. También tuvo mala suerte que el francés Olivier Dahan rodase después de la maravillosa La vida en rosa (Edith Piaf) (2007) la mediocre Grace de Mónaco (2014) y llamase a Paz Vega para hacer de Maria Callas. También ahí nuestra actriz tuvo otro momento de gloria, junto a Nicole Kidman en el Festival de Cannes que inauguró con honores esa película. No hemos visto en España Beautiful & Twisted (2015), un true crime para televisión donde Paz Vega se luce junto a Rob Lowe y Candice Bergen.

Eso fue de lo último que hizo en Hollywood. Luego volvió a España para refugiarse en la televisión, con varias series y un programa de cocina donde ha hecho saltar por los aires su imagen de mujer distante y algo borde, esa que muchos sufrieron cuando era la número uno del cine español y estrenaba con gran expectación Carmen (2003). Ahora acompaña a Sylvester Stallone en un nuevo Rambo que se ha rodado en España. Parece que Paz se queda con Rambo y con nosotros.

 

Ilustración | Maroto

 

 

Cosas que se han dicho

Aún no hay comentarios.

¿Algo que añadir?

Para participar, tienes que estar registrado en cinerama.es