Historia de una carrera

Carrie / 14 de noviembre del 2019 / 10:32h.

Le Mans ’66 se ha hecho realidad gracias a tres hombres: James Mangold, Christian Bale y Matt Damon. Es la historia de un proyecto que parte como favorito en la carrera para premiar a las mejores películas del año.

01

Existe un proyecto sobre la vida del piloto y empresario italiano Enzo Ferrari (1898-1988) que lleva tiempo en manos de Michael Mann. En esa futura película se habló de Christian Bale (1974) para interpretar al protagonista. Ahora suena el nombre de Hugh Jackman. En cualquier caso, Mann y Bale coinciden ahora en Le Mans ’66, como productor y actor respectivamente. Aunque en un principio el título era Go Like Hell y fueron considerados como protagonistas Tom Cruise y Brad Pitt, en marzo de 2018 Bale y Damon estaban confirmados.

02

Seguimos con Christian Bale, un camaleón que engorda y adelgaza en conciencia para cada personaje que se lo exija. Lo último, 31 kilos para dejar atrás al Dick Cheney de El vicio del poder (2018) y recibir al ingeniero y piloto estadounidense, pero nacido en Gran Bretaña, Ken Miles (1918-1966) en Le Mans ’66. Matt Damon (1970), que perdió 18 kilos al principio de su carrera para la película En honor a la verdad (1996), ha declarado sentirse impresionado por la disciplina digna de un monje de Bale.

03

Damon y Bale nunca habían trabajado juntos, pero estuvieron cerca de hacerlo hace años, cuando el primero rechazó el papel de Harvey Dent en El Caballero Oscuro (2008), que terminó en manos de Aaron Eckhart. En Le Mans ’66, Damon interpreta al visionario diseñador americano de automóviles Carroll Shelby (1923-2012) y Bale al intrépido piloto Ken Miles. La película está basada en la historia real de estos dos hombres, que se enfrentaron juntos a los obstáculos corporativos, las leyes de la física y sus demonios personales para construir un revolucionario coche de carreras para Ford Motor Company y acabaron con el dominio de los bólidos de Enzo Ferrari en las 24 Horas de Le Mans en Francia en 1966.

04

Para el personaje de Mollie Miles, LA esposa de Ken Miles, se seleccionó a la actriz irlandesa Caitriona Balfe (1979), conocida por la serie Outlander. Jon Bernthal (1976), de la serie The Punisher, interpreta a Lee Iacocca (1924-2019), el padre del icónico Ford Mustang, famoso por haber salvado Chrysler de la bancarrota y uno de los ejecutivos más representativos de la industria del automóvil, Josh Lucas (1971) es Leo Beebe, director de carreras de Ford, y el dramaturgo (Agosto) y actor (Los archivos del Pentágono) Tracy Letts (1965) interpreta a Henry Ford II (1917-1987), el nieto de Henry Ford que dirigió la compañía Ford Motor Company creada por su abuelo.

05

Si la película es buena, que lo es, en parte  es debido a James Mangold, un neoyorkino nacido en 1963 que ha dirigido a Angelina Jolie y Reese Witherspoon en las películas por las que ganaron el Oscar, Inocencia interrumpida (1999) y En la cuerda floja (2005) respectivamente. Además, no se le resiste ningún género. El drama criminal Cop Land (1997), la comedia romántica Kate & Leopold (2001), el terror, Identidad (2003), el wester, El tren de las 3:10 (2007), donde dirigió a Christian Bale, la comedia de acción Noche y día (2010), y dos entregas de la saga X-Men, Lobezno inmortal (2013) y Logan (2017). Por esta última, consiguió una nominación al Oscar al Mejor Guion Adaptado, la única de su carrera.

06

Mangold habla de ‘Le Mans ’66’ con VER- dadero entusiasmo: «Me encantan las historias que te llevan a épocas en las que éramos algo menos precavidos: cuando descubríamos nuestra relación con la tecnología, cómo íbamos a crear herramientas excelentes más rápidas y mejores y artilugios basados más en nuestro instinto que en modelos creados por ordenador. Ahora nos hemos vuelto muy corporativos, todo se hace con simulaciones de ordenador y se evita tomar riesgos. Los excéntricos personajes que lideraron el mundo de las carreras ponían sus vidas en peligro cada día. Los coches eran prototipos, únicos, y a veces eran trampas mortales, bestias recién nacidas, tan poderosas que podían hacerse trizas. Los hombres detrás del volante y en los pits y garajes venían de todas las clases sociales, adictos a la velocidad, ingenieros técnicos, empresarios, militares, pilotos callejeros, apostadores, diseñadores, hot rodders y fanáticos de la automovilística, jóvenes y viejos. Todos trabajando juntos en la tecnología más vanguardista sin mapas que los guiaran. Espero que esta película te haga pensar en el valor de la amistad, como la que comparten Ken Miles y Shelby. Ellos vivieron un tiempo en el que la tecnología no nos robaba la independencia. Más allá de los increíbles coches y la velocidad, creo que esta es una película sobre la familia, la supervivencia y la forma en la que tienes que aprender a confiar en tus amigos si alguna vez quieres trascender».

07

Las campanas de los Oscar suenan ENTRE los rugidos de Le Mans ’66, que ha sido recibida con honores en el Festival de Toronto. En realidad, las películas ambientadas en circuitos de carreras han tenido poca suerte o ninguna. Rush (2013), sobre la rivalidad entre los pilotos James Hunt (Chris Hemsworth) y Niki Lauda (Daniel Brühl), pasó bastante desapercibida. Días de trueno (1990) fue un capricho caro de Tom Cruise, lo mismo que Quinientas millas (1969) lo fue de Paul Newman, y Las 24 horas de Le Mans (1971) de Steve McQueen. Grand Prix (1966) era muy entretenida, estaba plagada de estrellas y ganó tres Oscar técnicos (Sonido, Montaje de Sonido y Efectos de Sonido), pero lo mejor de este subgénero sobre ruedas son los documentales Steve McQueen: The Man & Le Mans (2015) y el impresionante Senna (2010), dirigido por Asif Kapadia.

 

 

 

Cosas que se han dicho

Aún no hay comentarios.

¿Algo que añadir?

Para participar, tienes que estar registrado en cinerama.es