Crónicas desde Amazon Prime Video (XXVI): El Río de la muerte (1989)

Alfonso Asua / 07 de mayo del 2021 / 17:30h.

¿Quién se acuerda del escritor escocés Alistair MacLean (1922–1987)? Autor de best-sellers, especialista en novelas de acción muy visuales, fáciles de imaginar como películas cuando se están leyendo, MacLean fue adaptado al cine en numerosas ocasiones con éxitos del calibre de Los cañones de Navarone (1961), Estación polar Cebra (1968) y Operación: isla del oso (1979). Hasta escribió guiones originales, como el de El desafío de las águilas (1968).


La última novela del escritor adaptada al cine hasta ahora es El río de la muerte (1989), basada en la novela publicada en 1981, la vigésimo cuarta de su carrera y la decimoquinta que era llevada a la pantalla. Además, El río de la muerte fue la primera que se rodó tras la muerte del autor.


El título de la película hace referencia al «Río Das Morte”, con 278 km en el oeste de Brasil, en el estado de Mato Grosso. En ese escenario se desarrolla una aventura ambientada en 1965 donde tenemos de todo, desde piratas de río, expediciones a lo Rey Salomón, búsqueda de míticas ciudades perdidas y nazis escondidos en el Amazonas… hasta tesoros ocultos, cazadores de nazis, exploradores a lo Indiana Jones, tribus salvajes, templos malditos y científicos locos. Y en algún momento parece que estamos viendo una versión suave de Holocausto caníbal (1980).


Aunque hay un prólogo que nos lleva a 1945, nada menos que al corazón del III Reich, enseguida entramos en la selva de la mano del héroe, interpretado por Michael Dudikoff (1954), uno de esos action man que triunfaron en la década de 1980, siempre a la sombra de Jean-Claude Van Damme y Steven Seagal. Porque no nos confundamos, El río de la muerte es una serie B de manual, de programa doble o triple, ideal para verla una tarde de domingo en el cine de barrio junto con Voracidad (1979) y Manaos (1979), por citar otras dos películas, tan malas como irresistibles, ambientadas en el Amazonas y alrededores.


El reparto que acompaña a Dudikoff, que en su buenos tiempos alguien definió muy generosamente como un cruce entre James Dean y Steve McQueen, también ayuda. El malo malísimo lo interpreta Robert Vaughn (1932–2016), desatado como el Dr. Wolfgang Manteuffel, un nazi exiliado al que no le falta ni el templo maldito. Donald Pleasence (1919–1995) está retorcidamente divertido como una rata mentirosa obsesionado con vengarse de una traición y el inolvidable Charles Dreyfus de la saga La Pantera Rosa, Herbert Lom (1917–2012), se sale como el corrupto militar Ricardo Diaz.
Desde El río de la muerte, Alistair MacLean no ha vuelto a ser requerido por el cine.

Cosas que se han dicho

Aún no hay comentarios.

¿Algo que añadir?

Para participar, tienes que estar registrado en cinerama.es