Crónicas desde Amazon Prime Video (XXXI): Abismo (2020)

Alfonso Asua / 06 de junio del 2021 / 15:35h.

Con perdón del Tiburón, las pirañas y los osos, el cocodrilo es el rey de las llamadas monster movies. Lo es desde los tiempos de delicias serie B para disfrutar en programas dobles de cine de barrio o de verano como Caimán (Il fiume del grande caimano) (1979), La bestia bajo el asfalto (Alligator) (1980) y Mandíbulas (Lake Placid) (1999), hasta las más recientes Cocodrilo (Un asesino en serie) (Primeval) (2007), Black Water (2007), El territorio de la bestia (Rogue) (2007) o Infierno bajo el agua (Crawl) (2019).


Abismo (Black Water: Abyss) (2020) es australiana y está hecha por el mismo equipo de Black Water (2007), con el cineasta Andrew Traucki a la cabeza. Este director parece tener predilección por el género, pues la estupenda El arrecife (The Reef) (2010), con tiburones al acecho, y La jungla (2013), con felinos, también son de él. Ahora prepara The Reef: Stalked, así que la cosa no va a parar. La pregunta es por qué los australianos se manejan tan bien en este tipo de cine. Lo llevan demostrando desde los tiempos de Razorback (1984).


Abismo (Black Water: Abyss) dura poco más de hora y media y no da respiro. Empieza con un japonés bastante antípatico, interpretado por Louis Toshio Okada, de excursión por los bosques de Australia junto a su compañera. 14 minutos después, los cinco protagonistas ya están descendiendo por la cueva donde se han caído los dos excursionistas. La película no se pierde con tonterías y está muy bien. Por lo menos es tan entretenida que no te deja tiempo para buscar los defectos.


Eric, el protagonista, parece no tener tampoco muchos defectos, salvo que tiene a la novia mosqueada por algo que no sabemos. El actor Luke Mitchell podría ser uno más de los hermanos Hemsworth. Es australiano, empezó, como todos los intérpretes de su país, en la serie Vecinos, y le conoceréis por las series Agentes de S.H.I.E.L.D. y The Code. Esta película podría hacer por su carrera lo mismo que hizo El territorio de la bestia (2007) por la de Sam Worthington.


Por lo demás, esta fue una de las primeras películas que se estrenaron en los cines del Reino Unido tras los tiempos duros de la pandemia. Y merece la pena verla.

Cosas que se han dicho

Aún no hay comentarios.

¿Algo que añadir?

Para participar, tienes que estar registrado en cinerama.es