Fatale (2020): un placer culpable

Alfonso Asua / 13 de octubre del 2021 / 10:42h.

Hay una escena en Fatale (2020) en la que Derrick Tyler (Michael Ealy) llega a su magnífica casa en Los Angeles y se encuentra a su mujer Tracie (Damaris Lewis) hablando en el salón con alguien que no ve. Cuando se acerca más y entra, comprueba horrorizado que se trata de Val Quinlan (Hilary Swank) la mujer con la que ha tenido una aventura de una noche en Las Vegas. En otro momento, Derrick visita la casa de Val y el edificio de apartamentos tiene un montacargas difícil de olvidar.

La primera escena es idéntica a una muy famosa entre Dan Gallagher (Michael Douglas), su esposa Beth (Anne Archer) y la “intrusa” Alex Forrest (Glenn Close) en Fatal Attraction (Atracción fatal) (1987). En cuanto al montacargas, es muy parecido al de la casa de Alex Forrest. Todo eso sin contar el susto final, calcado en ambas películas.


Uno puede sospechar que el guionista David Loughery siente una malsana fascinación por la mítica película de Adrian Lyne, pero si descubrimos que también escribió Obsessed (Obsesionada) (2009), las sospechas se convierten en certezas.


En esa película tenemos a Derek Charles (Idris Elba), un tipo que recuerda a Derrick Tyler. Es un hombre de éxito, en el trabajo y en su matrimonio, como Dan Gallagher. Y también tenemos a la atractiva mujer que se cruzará en su camino, Lisa, que es rubia y está interpretada por Ali Larter. Su mujer tiene los rasgos de Beyoncé, -que se llamaba en una primera versión del guion Beth, el nombre de la esposa de Dan Gallagher-, pero no importa, porque su nueva compañera de trabajo es atractiva e inteligente y Derek está tan impresionado con ella y tan atraído físicamente por ella que pondrá su carrera, su matrimonio y su vida en peligro.


De la mente de Loughery también ha salido Lakeview Terrace (Protegidos por su enemigo) (2008), la historia, al parecer basada en hechos reales, de un policía afroamericano racista de Los Ángeles (Samuel L. Jackson) que hizo todo lo que pudo para echar a una pareja de vecinos (Patrick Wilson y Kerry Washington) del barrio porque no le parecía bien que él fuera blanco y ella negra.


Para terminar la galería de psicópatas de Mister Loughery, ahí está la reciente The Intruder (El ocupante) (2019), la historia de Scott y Annie (Michael Ealy y Meagan Good) que compran una preciosa casa en el Valle de Napa y pronto descubren que el anterior dueño (Dennis Quaid) se niega a abandonar la propiedad.


Derrick Tyler, Derek Charles y Scott son hombres negros honrados, con éxito y dinero, pero amenazados por blancos psicópatas (véase Hilary Swank, Ali Larter o Dennis Quaid) que no les van a dejar superar ni igualar el nivel de vida destinado al blanco.


En Fatale el director Deon Taylor, el guionista David Loughery y el actor Michael Ealy vuelven a coincidir tras The Intruder (El ocupante) (2019). Y los tres han hecho una película homenaje a los thrillers eróticos y psicológicos de 1980/1990, a esas historias enormemente entretenidas y sin complejos como Jagged Edge (Al filo de la sospecha) (1985), The Morning After (A la mañana siguiente) (1986), Black Widow (El caso de la viuda negra) (1987), Masquerade (Mascarada para un crimen) (1988), Bad Influence (Malas influencias) (1990), Final Analysis (Análisis final) (1992) o Malice (1993). Y hasta se permite un guiño a la reina Patricia Highsmith y su Extraños en un tren, lo que siempre se agradece: “Asesiné por ti y ahora tú lo harás por mí”.


Derrick Tyler es como Jerry Maguire y dirige una agencia de representación de estrellas del deporte. Está forrado y tiene una casa de ensueño. Su mujer es como una modelo y trabaja vendiendo casas de lujo frente a la playa. Todo es perfecto hasta que se va a una despedida de soltero a Las Vegas. Una noche loca en la que conoce a Val (Hilary Swank), atractiva, seductora y dominante. Todos mienten, todos esconden un secreto y el único que parece decir las verdades es el primo Tyrin (interpretado por Tyrin Turner), que coge el toro por los cuernos y exclama: “Esa mujer está loca y obsesionada. Es una poli chunga de cojones”.


Fatale (2020) se puede ver en Movistar+

Cosas que se han dicho

Aún no hay comentarios.

¿Algo que añadir?

Para participar, tienes que estar registrado en cinerama.es