Suburbicon (2017): la película «maldita» de George Clooney que no hay que perderse

Alfonso Asua / 30 de junio del 2022 / 13:51h.

Muchos fueron lo que pidieron una nominación al Oscar como actor secundario para Oscar Isaac por su inquietante y divertida interpretación, -que puede parecer incompatible, pero él conjugó ambas de maravilla-, en Suburbicon (2017), la película que dirigió George Clooney a partir de un guion de los hermanos Coen. 

El actor de origen guatemalteco interpreta a Bud Cooper, un agente de seguros que investiga un posible fraude. Este tipo es como una serpiente, cree que no se le escapa ni una y entra en la casa de los Gardner dispuesto a poner orden. Como estamos en la mente retorcida de los Coen, todo se complica de una forma tonta hasta terminar en un baño de sangre.

Todo en esta película tan poco valorada cuando se estrenó es un placer nada culpable. Una mezcla de tres obras maestras: Strangers When We Meet (Un extraño en mi vida) (1960), porque estamos en la misma época, la década de 1950, y mismo escenario, una idílica urbanización a las afueras donde los demonios, la hipocresía y lo perverso se tapan y se quedan de puertas adentro, en las maravillosas y relucientes casas; Double Indemnity (Perdición) (1944), porque hablamos de un fraude por un seguro de vida; y Witness (Único testigo) (1985), porque hay un niño (Noah Jupe) que ve lo que no debe y se convierte en objetivo a batir.

Este niño escucha por las noches un serial radiofónico de misterio, concretamente un episodio del programa Suspense del 31 de agosto de 1958 titulado The Whole Town’s Sleeping, basado en un cuento de Ray Bradbury, narrado por William Conrad y protagonizado por la gran Agnes Moorehead. La historia está ambientada en un pequeño pueblo en la década de 1920, y su protagonista es una joven perseguida por un asesino en serie cuando regresa a casa del cine a altas horas de la noche.

Nicky, como se llama el niño, está en la cama, se tapa con las sábanas y escucha aterrorizado la historia de la chica acosada, aunque él todavía no sabe que el verdadero horror es real y está dentro de su casa.

Suburbicon empieza como si fuera una Home Invasion y con Julianne Moore interpretando a dos hermanas gemelas muy distintas, como Olivia de Havilland en The Dark Mirror (A Través del espejo) (1946) o Bette Davis en Dead Ringer (Su propia víctima) (1964). Sigue con Matt Damon en un registro sorprendente, avanzamos como si estuviéramos en Fargo, lo mismo da la película de 1996 que la posterior serie, y terminamos con un final demoledor.

Suburbicon se puede ver en Prime Video

Cosas que se han dicho

Aún no hay comentarios.

¿Algo que añadir?

Para participar, tienes que estar registrado en cinerama.es