Jennifer Aniston fue obligada a perder 13 kilos para participar en «Friends»

20 de septiembre del 2019 / 12:10h.

Esta misma semana se cumple el 25 aniversario del estreno de Friends y acabamos de conocer una de las exigencias físicas a la que fue sometida una de las tres protagonistas femeninas.

La revelación en cuestión queda recogida en el libro Generation Friends: An Inside Look at the Show That Defined a Televisión Era donde se explica que Jennifer Aniston fue obligada a cambiar su complexión para formar parte de la recordada serie de los noventa.

Así, según confirma el escritor Saul Austerlitz, la actriz tuvo que sacrificarse para obtener el papel de Rachel Green que, sin duda, marcó un antes y un después en su carrera interpretativa. Y es que la californiana fue condicionada a bajar más de 13 kilos para poder integrarse en la producción de NBC, compensando el peso de más que cualquier intérprete aumenta al aparecer en la pequeña pantalla.

«Fue obligada a perder 30 libras (13.6 kilos) si quería seguir en la industria de Hollywood», dice el autor del libro a la par que matiza que “no estaba gorda, todo el mundo podía ver lo preciosa que era, pero la cámara le sumaba 10 libras más».

Como nos podemos imaginar, Jennifer Aniston accedió al trato y el resto es historia. Sin embargo, esta anécdota del libro nos recuerda las exigencias constantes de la industria de Hollywood con las mujeres en general y lo complicado que lo tuvo en particular esta actriz para abrirse camino porque, a priori, no cumplía con los estándares de belleza de Hollywood para ser una estrella.

“Los Ángeles era un lugar difícil para ser actriz, un lugar muy duro para ser mujer, y el agente de Jennifer Aniston se estaba poniendo de mala gana con ella«, asegura Saul Austerlitz en el texto.

Lo más sorprendente es que en una entrevista con la revista Rolling Stone en 1996, que ahora mencionan medios como Digital Spy, la actriz ya confesó que comía demasiados sándwiches de mayonesa, por lo que su agente tuvo que hablarle de frente para que cambiara de vida y empezara a comer saludable: “Mi agente me lo dijo directamente y fue lo mejor: me informó de lo desagradable que era Hollywood y que no conseguía muchos trabajos porque era demasiado gorda».

En la actualidad, y con 50 años cumplidos, Jennifer Aniston goza de fama mundial gracias a su participación estelar en Friends y sus consiguientes proyectos. El último The Morning Show que protagonizará en Apple TV + con Reese Witherspoon y Steve Carell.

Imagen: ©Gtres

Cosas que se han dicho

Aún no hay comentarios.

¿Algo que añadir?

Para participar, tienes que estar registrado en cinerama.es