Daniel Craig no quería ser James Bond sino un superhéroe

23 de marzo del 2020 / 14:17h.

Aunque a los fans de James Bond les pueda resultar extraño, parece que ser el agente secreto más célebre del cine no es el sueño de todo niño. O al menos no lo fue de un joven Daniel Craig, el actor de 52 años que desde 2015 interpreta a 007.

En efecto, en una entrevista con la revista Saga que recoge Playlist, el británico –que no hace mucho terminó de rodar Sin tiempo para morir, su quinta y última incursión en el papel que interpreta desde 2006– asegura que de pequeño hubiera preferido ser un héroe de capa y mallas.

La gente siempre me dice: “Debías de soñar con interpretar a James Bond cuando eras niño”. Y mi respuesta es que no. Nunca lo hice. Soñé con ser muchas otras cosas –Superman, Spider-Man, el Hombre Invisible e incluso un vaquero de toda la vida. Pero no tanto Bond, lo cual hoy resulta irónico”.

Con todo, el actor de Puñales por la espalda admite sentirse afortunado: “He tenido la suerte de conseguir uno de los mejores papeles de cine. No hay desventaja en interpretar a Bond”. Además, Craig confiesa ser una persona emotiva que llora con facilidad: “Soy emocional como el que más y puedo llorar por cualquier cosa. Cosas normales, como la amabilidad. Un buen anuncio puede hacerme llorar en el momento apropiado”.

Recientemente el actor aseguró no sentirse preocupado por dejar el papel de Bond tras el estreno de esta 25ª entrega de la saga, añadiendo que sí le habría resultado incómodo dejarlo tras el estreno de Spectre en 2015 –como tenía previsto en un principio. “Estoy verdaderamente bien. Y creo que no lo habría estado si la anterior película hubiera sido la última para mí. Pero ahora estoy en plan: “Vamos. Sigamos nuestro camino”. Estoy bien”.

Por otro lado, Craig asegura no temer al encasillamiento que sufrieron antecesores como Roger Moore, y se considera capaz de interpretar “cualquier cosa”. “Estoy bastante seguro de que puedo interpretar casi cualquier cosa. Sí. O al menos de intentarlo j*********e bien”.

Después de que la crisis mundial por el coronavirus obligase a MGM a retrasar el estreno de Sin tiempo para morir (con un coste adicional estimado entre los 28 y 46 millones de euros), la 25ª entrega de la saga de James Bond debería llegar a las salas británicas el próximo 12 de noviembre y el 25 a España.

Imagen: © Metro-Goldwyn-Mayer / Universal Pictures

Cosas que se han dicho

Aún no hay comentarios.

¿Algo que añadir?

Para participar, tienes que estar registrado en cinerama.es