Ranking de las películas de acción originales más destacadas de Netflix

21 de mayo del 2020 / 17:40h.

Desde que estrenara Beasts of No Nation en 2015, Netflix no ha dejado de lanzar largometrajes producidos por la propia casa, alcanzando en 2019 la cima de su oferta en cuanto a variedad y con multitud de títulos originales de comedia, drama, terror, ciencia ficción o documental. Pero si hay un mercado a conquistar por cualquier plataforma que pretenda ser verdaderamente popular, ese es el del cine de acción.

Y es que en la nueva edad dorada del género que vivimos desde hace unos años, este tipo de películas no solo encabezan todos los rankings de títulos más taquilleros del año, sino que también se acercan cada vez más al Óscar a la Mejor Película, con cintas como 1917, Black Panther, Dunkerque, Hasta el último hombre o la monumental Mad Max: Furia en la carretera acariciando la codiciada estatuilla.

Tiroteos, peleas, explosiones, persecuciones, aventuras: esto es lo que mueve a una importantísima parte de los espectadores. Y aunque algunos desprecien el género como mero escapismo descerebrado, los fans saben de sobra que existe una gran diferencia entre una buena película de acción y otra mala. Es decir, que el talento y el trabajo de los responsables afecta a la calidad del producto. Por ello, Netflix se ha puesto las pilas para ofrecer a sus suscriptores una selección creciente de cintas de acción originales que, en algunos casos, ya figuran entre lo mejor del género.

¿Quieres darte un chute de adrenalina desde la comodidad de tu sofá? Aquí te traemos las 9 películas de acción originales de Netflix de las que más se está hablando, para que decidas cuáles te interesa ver.

9. POLAR (2019)
Esta producción germano-estadounidense, dirigida por el sueco Jonas Åkerlund (Señores del caos) nos cuenta la historia de un veterano y mortífero asesino a sueldo a punto de retirarse (Mads Mikkelsen) que es convertido en objetivo por parte de su jefe, quien espera beneficiarse del paquete de jubilación de su empleado. No es la primera película en la que un asesino se enfrenta a una crisis existencial ante su inminente retiro, y tampoco está entre las mejores, precisamente. Sin hacer spoilers, diremos que la construcción de su historia resulta torpe y repetitiva, a veces incluso estúpida, mientras que las cantidades ingentes de violencia extrema y ridícula que el director nos lanza a la cara cada dos por tres solo sirven para resaltar las carencias fundamentales de su película. Únicamente para incondicionales del actor de Hannibal.

8. EXTINCIÓN (2018)
El australiano y casi debutante Ben Young dirige esta cinta de acción y ciencia ficción apocalíptica en la que un padre de familia (Michael Peña) sufre pesadillas recurrentes sobre una misteriosa fuerza destructiva que le arrebata a su familia, y debe reunir fuerzas para proteger a su esposa (Lizzy Caplan) e hijas cuando los extraterrestres lanzan un ataque devastador a nuestro planeta. Una premisa relativamente original (al menos por no depender de ninguna franquicia) que, no obstante, Universal Pictures decidió estrenar sin mucho ruido en Netflix. Y es fácil ver por qué: su historia es confusa y a ratos sencillamente aburrida, con un pobre desarrollo de personajes y nulo sentido del ritmo. Falta de encanto y repleta de clichés propios del género, la cinta ha sido pisoteada por la crítica, aunque de ella cabe salvar las dignas interpretaciones de sus dos principales actores y alguna idea interesantes –incluido un importante giro final que no se revela en el tráiler. Solo para completistas de la ciencia ficción.

7. BRIGHT (2017)
Esta película de David Ayer (Escuadrón suicida) escrita por Max Landis (Chronicle) fue noticia en su día por convertirse en uno de los títulos originales de Netflix más divisorios, siendo vapuleada por la crítica mientras una mayoría de espectadores aseguraban haberla disfrutado. ¿A quién hacer caso, pues? Quizá un poco a todo el mundo. Estamos ante una cinta de acción y fantasía urbana ambientada en una realidad paralela en la que los humanos conviven con criaturas fantásticas. Will Smith interpreta a un veterano agente de policía que es emparejado, en contra de su voluntad, con el primer oficial de policía orco (Joel Edgerton), debiendo enfrentarse ambos al racismo y la corrupción policial mientras protegen una varita mágica y a la joven elfa que la esgrime. La improbable mezcla de géneros resulta interesante pero en último término imposible (demasiados platos chinos que sostener al mismo tiempo) y, lo que es peor, a veces previsible. El resultado no pasa de entretenido en sus mejores momentos: para incondicionales de sus creadores y amantes de los experimentos fallidos.

6. SHAFT (2019)
Seguimos la racha de títulos decepcionantes, con apenas una leve mejoría. Esta comedia de acción dirigida por Tim Story (Los 4 Fantásticos) es la quinta entrega de la saga y secuela directa de la película que en 2000 estrenara John Singleton. Nuevamente, Samuel L. Jackson interpreta al legendario investigador privado John Shaft II, sobrino (o hijo, según esta película) del Shaft original que interpretara Richard Roundtree y que aquí reaparece en un par de escenas, quien acompañado de su propio hijo, un experto en ciberseguridad interpretado por Jessie T. Usher, rastrea las calles de Harlem (Nueva York) para aclarar la misteriosa muerte de su mejor amigo. Pese a su atractiva banda sonora multigeneracional, la película no logra que nos interesemos demasiado por sus personajes y depende por completo del carisma de su actor protagonista. Toques de comedia algo chirriantes y una producción poco llamativa para una actualización de la saga que, no obstante, ha convencido a muchos de sus fans (así que si eres uno de ellos, podría interesarte verla).

5. SPENSER: CONFIDENCIAL (2020)
Como veremos más adelante, esta comedia de acción no es el único título que divide a críticos y espectadores, y en ella encontramos el patrón habitual: los primeros la detestan, a los segundos les divierte. Vayamos a los hechos: estamos ante lo último de Peter Berg (Hancock), una comedia de acción en la que Mark Wahlberg interpreta al expolicía y exconvicto del título en su misión de acabar con la banda de narcos Trinitarios tras el asesinato de dos agentes (junto a su compañero de piso, Winston Duke). Netflix asegura que ha sido vista en 85 millones de hogares suscritos y las valoraciones de usuarios no son del todo terribles, pero en general los críticos la han puesto por los suelos, atacando especialmente las dotes interpretativas de Wahlberg. ¿Es para tanto? Bien, sin duda estamos lejos de Boogie Nights o Infiltrados (algunos de los mejores trabajos del actor de 48 años), pero tampoco ante un espectáculo vergonzoso en lo que a actuación se refiere. Y si bien tanto la acción de la película como su trama en general son olvidables e imitativas (y su comedia poco brillante), tampoco la descartaríamos para una tarde tonta. Aprobado raspado.

4. TYLER RAKE (2020)
Este thriller de acción, debut como director del especialista de acción Sam Hargrave, está protagonizado por Chris Hemsworth (Thor) en el papel de Tyler Rake, un duro mercenario contratado por un importante narcotraficante indio en prisión, para que rescate a su hijo secuestrado en Daca (Bangladés). Escrita y producida por Joe Russo (Vengadores: Endgame), la película es imperfecta y tiene una trama relativamente previsible que, no obstante, queda en segundo plano en comparación con el impresionante despliegue de acción que Hargrave pone ante nuestros ojos, destacando un plano secuencia ininterrumpido de 12 minutos de duración.

Con un total de muertes que muchas sagas y franquicias enteras no suman nunca, Tyler Rake se prepara para otra extracción en una secuela que Joe Russo ya está escribiendo –y que, en principio, volverá a dirigir Hargrave y a protagonizar Hemsworth-. Pero hasta entonces, ningún amante de la acción desenfrenada debería perderse su primera aventura.

3. NOCHE DE LOBOS (2018)
Dirigida por Jeremy Saulnier, Noche de lobos es un thriller de acción en toda regla. El director de Green Room nos trae esta historia basada en la novela homónima de William Geraldi sobre un escritor, interpretado por Jeffrey Wright, que estudia el comportamiento de los lobos. Este hombre llamado Russell Core llega a un pueblo de Alaska para ayudar a encontrar a los lobos que estarían detrás de la desaparición, y supuesta muerte, de tres niños de la zona. A él le extraña pero sigue con la búsqueda. Pero la acción de repente se pasa al thriller de misterio cuando la trama comienza a jugar con elementos supernaturales. Lo curioso de Noche de lobos es que no parece haber gustado al público tanto como a la crítica, pero nosotros creemos que merece la pena tenerla en vuestro radar. La cinta no es fácil de ver, es sombría e inquietante, pero también inestable en su narrativa. Y si bien hay propuestas mejores, es probable que termine calando entre los amantes del género.

2. TRIPLE FRONTERA (2019)
Lo último de J.C. Chandor (Margin Call) es un solidísimo thriller de acción en el que Oscar Isaac lidera a un grupo de variopintos comandos militares en una misión ilegal para estafar a un importante capo de la droga oculto en las junglas de Sudamérica –que por supuesto, no saldrá como estaba previsto. Muchos han descrito el trabajo de Ben Affleck como su mejor interpretación desde Perdida, e igualmente contundentes nos parecen las interpretaciones de Charlie Hunnam, Pedro Pascal o Garrett Hedlund. Pero nosotros nos quedamos por encima de todo con el buen hacer de su director en lo que a acción frenética y tensión se refiere. Una cinta de acción de la vieja escuela, con soldados veteranos por protagonistas y drama personal entremezclándose con la acción intensa. La cinta se ganó el aplauso de la crítica por ofrecer un espectáculo de primera categoría con el que no puedes equivocarte.

1. THE NIGHT COMES FOR US (2018)
En lo último del cineasta indonesio Timo Tjahhanto, el acrobático Iko Uwais interpreta al enemigo del protagonista, Joe Taslim. Ambas estrellas de The Raid encarnan a asesinos profesionales, sufriendo el personaje de Taslim una crisis de conciencia que le impulsa a dejar su vida criminal atrás y a atraer, en consecuencia, la furia de su organización (concretamente, perdona la vida de una niña a la que debía ejecutar, y desde entonces debe protegerla de todo un ejército de esbirros y asesinos legendarios). Sin rodeos: estamos ante una de las mejores películas de lucha de los últimos tiempos. Implacable, brutal y a veces incluso tierno, este estiloso thriller de artes marciales ofrece un espectáculo hiperactivo y muy sangriento (rozando el nivel gore) que rara vez Hollywood puede ofrecernos, con un habilísimo trabajo de cámara y una banda sonora vibrante. No apta, en cualquier caso, para los estómagos más sensibles.

Imagen: Jasin Boland/Netflix

Cosas que se han dicho

Aún no hay comentarios.

¿Algo que añadir?

Para participar, tienes que estar registrado en cinerama.es