El director de «Harry Potter» tenía miedo constante de ser despedido

27 de noviembre del 2020 / 13:59h.

Si el pasado martes nos hacíamos eco de las palabras de Chris Columbus, el guionista de Gremlins (1984), asegurando que la tercera entrega de dicha saga empleará marionetas y no animación por ordenador, hoy tenemos que volver a hablar de este polivalente cineasta por otra saga en la que también desempeñó un papel crucial.

Y es que Columbus, que a sus 62 años puede jactarse de haber dirigido éxitos familiares como Solo en casa o Señora Doubtfire, también fue director de las dos primera entregas de Harry Potter: Harry Potter y la piedra filosofal (2001) y Harry Potter y la cámara secreta (2002).

Pero según ha revelado en una reciente entrevista con Collider, su trabajo en la primera de ellas fue todo menos fácil. Y de hecho, el miedo a ser despedido no le abandonó ni un día de aquel rodaje.

Lo cierto es que teníamos encima toda la presión del mundo, y sobre todo yo, porque sabía que si fastidiaba esta, todo se habría acabado. La primera película estuvo repleta de ansiedad para mí”, recuerda el cineasta.

Las primeras dos semanas pensaba, cada día, que me iban a despedir. Todo tenía buen aspecto, pero yo pensaba que si hacía alguna cosa mal, si la cagaba, me iban a despedir. Y eso fue intenso”.

No dejé que nada de eso se notase en el rodaje; no hubo frustraciones, no soy alguien que grite, me llevo bien con todo el mundo y quiero que todos sientan que son parte de la familia, así que sencillamente tuve que ocultar esa parte de mis emociones”.

Cuesta creer que director con el historial de éxito de Columbus se sintiera agobiado ante el primer paso de lo que todavía no era la megafranquicia que hoy es Harry Potter

En cualquier caso, el éxito de aquella película le permitió abordar la segunda con más confianza:

Empecé a sentir cierto alivio cuando la película se estrenó y tuvo buena recaudación. Por eso me lo pasé mucho mejor en La cámara secreta. Fue como pasar de la noche al día, porque pude soltarme un poco e introducir algo más de mi estilo particular en la película”.

El estilo de la primera película fue una elección muy específica, pero en parte estábamos constreñidos porque pedí tener tres cámaras grabando a los niños todo el tiempo. Eran debutantes, nunca habían estado en rodajes de cine, así que decían una frase, miraban a cámara y sonreían”.

Durante la primera semana sencillamente estaban encantados de salir en Harry Potter, lo era todo para ellos, así que sonreían como si estuvieran en trance. Eso fue otro obstáculo a superar”.

A pesar del éxito financiero de las dos primeras películas, Columbus fue reemplazado como director a partir de la tercera –y el resto de la saga se repartió entre otros tres directores, cada uno con su estilo particular.

En concreto, el final de la saga, compuesto por las dos partes de Harry Potter y las Reliquias de la Muerte (2010 y 2011) fueron dirigidas por David Yates, quien venía de dirigir las dos anteriores. Y aunque Columbus no oculta que hubiera deseado regresar a la saga, también alaba el trabajo de su compañero de profesión:

Me hubiera encantado rodar las dos últimas películas, pero Yates decidió quedarse a terminar la saga, y fue una buena decisión, porque en particular me encanta la última del todo. Creo que la segunda parte de Las Reliquias de la Muerte es una película brillante”.

Imagen: Warner Bros. Pictures

Cosas que se han dicho

Aún no hay comentarios.

¿Algo que añadir?

Para participar, tienes que estar registrado en cinerama.es