Anton Corbijn

Anton Corbijn nació el 20 de mayo de 1955 en Strijen, Zuid-Holland.

Han pasado más de 30 años desde que Anton Corbijn, nacido en 1955, en Strijen (Holanda), descubriera la fotografía a través de su amor por la música. Usó la cámara de su padre, para tomar sus primeras fotos, en un concierto al aire libre en 1972. Pronto su interés por la fotografía se centró en el retrato.

En 1979 se traladó a Londres, donde empezó a trabajar con bandas de rock como Joy Division y Public Image Ltd. Durante este periodo, Corbijn también empieza a trabajar como fotógrafo para prestigiosas revistas como Vogue y Rolling Stone.

Ha seguido una formación autodidacta. A lo largo de los años, ha cambiado su estilo en varias ocasiones, pero sin llegar a abandonar nunca su principal fuente de inspiración: artistas y, en concreto, los músicos.

Corbijn tiende a dejar a un lado la fotografía glamour tradicional, dándole a su trabajo un toque más natural, frecuentemente en blanco y negro. Los personajes a los que fotografía dan la impresión de estar calmados y alejados de la la vida cotidiana. Sus fotografías muestran emociones naturales.

Desde 1990, Anton también ha trabajado como diseñador de carteles y portadas de discos. A pesar de no haber recibido formación educativa en diseño gráfico, Corbijn ha desarrollado un estilo personal a través de la creación original de caras-tipo, usando pintura. De esta manera, ha diseñado carteles y carátulas para artistas como Herbert Grönemeyer o Depeche Mode.

Las exposiones de Anton Corbijn han sido un gran éxito en toda Europa y su obra puede apreciarse en museos, galerías y en los catorce libros publicados. Además, su trabajo puede verse en alrededor de 100 portadas de discos de U2, REM, Bee Gees, Travis, Morrissey, Rolling Stones, John Lee Hooker, Bryan Ferry, Herbert Grönemeyer, The Killers, Bruce Springsteen, James Last, JJ Cale, Nick Cave, Marianne Faithfull, y Metallica.

Control ha sido el primer largo de Anton Corbijn, uno de sus proyectos más ambiciosos, hasta la fecha, y un nuevo testimonio de su versátil carrera artística. Los temas de Ian Curtis y Joy Division están muy cerca del corazón de Anton, ya que la banda de Manchester fue la razón por la que se trasladó de Holanda a Londres, para «estar más cerca de donde procedía su música», tal y como el director ha reconocido en numerosas ocasiones.

Cosas que se han dicho

Aún no hay comentarios.

¿Algo que añadir?

Para participar, tienes que estar registrado en cinerama.es