Barry Levinson

Barry Levinson nació el 2 de junio de 1942 en Baltimore, EE.UU..

Oscarizado director cinematográfico, guionista y productor, se ha forjado una envidiable reputación como cineasta combinando en sus cintas visiones tan inteligentes como documentadas. En 1988, obtuvo el Oscar al mejor director por el por otro lado multioscarizado film, Rain Man (Rain Man, 1988), que protagonizan Dustin Hoffman y Tom Cruise. En 1991, Bugsy (Bugsy, 1991), dirigido y producido por Levinson, fue nominado a diez estatuillas de la Academia, entre ellas las de mejor película y mejor director. En calidad de guionista, Levinson fue objeto de tres nominaciones a los Oscars por Justicia para todos (…And Justice for All, 1979); Diner (Diner, 1982); y Avalon (Avalon, 1990).

Habiendo nacido y crecido en Baltimore, Maryland, Levinson ha hecho uso de su ciudad natal como escenario para cuatro películas altamente reconocidas: Diner, la comedia dramática de carácter semiautobiográfico que significó su debut como director cinematográfico; Dos estafadores y una mujer (Tin Men, 1987), protagonizada por Danny DeVito y Richard Dreyfuss, encarnando a unos vendedores de revestimiento exterior de aluminio; Avalon, en que su ciudad natal ocupa el centro de la cinta a través de los recuerdos de una familia inmigrante; y Liberty Heights (Liberty Heights, 1999), un drama emotivo y con cierto humor que capta el espíritu de cambio hacia 1954, donde afloran temas como raza, estrato social, y religión.

Tras su paso por la American University de Washington, D.C., Levinson se trasladó a Los Ángeles, donde comenzó a actuar así como a escribir y a efectuar otras labores de escena enmarcadas en la comedia. Siguió escribiendo varios espectáculos de variedades para televisión, entre ellos, The Marty Feldman Comedy Machine (1971), cuyo origen se produjo en Inglaterra; The Tim Conway Show (1970); y The Carol Burnett Show (1967). Un encuentro con Mel Brooks le llevó a colaborador con este veterano cómico en las películas La última locura (Silent Movie, 1976) y Máxima ansiedad (High Anxiety, 1977), que vinieron a ser su debut como actor en el cine.

Levinson regresó a Baltimore para filmar la serie televisiva de la NBC, Homicidio (Homicide: Life on the Street, 1993), muy reconocida por la crítica. Su labor en ésta le valió el Emmy al mejor director de serie dramática. La emisión fue objeto de tres premios Peabody, dos galardones de la Asociación de guionistas, además del Excellence in Quality Television Founders por las temporadas de 1994 y 1995. Entre otros reconocimientos, Levinson y su socio Tom Fontana también recibieron el premio Humanitas de 1999 por el episodio de la serie Homicide: Life on the Street titulado Shades of Gray.

Su largo Sleepers (Sleepers, 1996), basado en el best sellers de Lorenzo Carcaterra, protagonizado por Robert DeNiro, Brad Pitt, Jason Patric, Kevin Bacon y Dustin Hoffman, obtuvo el aplauso de la crítica y un gran éxito de taquilla. Acabándose 1997, Levinson estaba resultando enormemente prolífico al estrenar dos filmes uno tras otro: La cortina de humo (Wag the Dog, 1997) y Esfera (Sphere, 1998). La cortina de humo, una sátira política escrita por Hilary Henkin y David Mamet, fue nominado a dos Oscars. Esfera, una cinta de ciencia-ficción que adaptaba para la pantalla la novela de Michael Crichton, contaba con Sharon Stone y Samuel L. Jackson, además de significar la cuarta colaboración de Levinson con Dustin Hoffman.

Levinson formó asociación con Paula Weinstein para fundar Baltimore/Spring Creek Pictures. Juntos, produjeron Una terapia peligrosa (Analyze This, 1999), una comedia con Robert De Niro y Billy Crystal, cuyo estreno obtuvo un inmediato éxito de taquilla. Levinson alcanzó a devenir uno de los «directores del billón de dólares», según la revista Variety, así como «director del año» por el ShoWest de 1998.

En Febrero de 1999, resultó reconocido con un premio Creative Achievement en la decimotercera edición de los Premios Annual American Comedy. Más tarde, aquel mismo año, la American University otorgó a Levinson el título de Doctor Honoris Causa por su labor distinguida en el campo de las comunicaciones y su definitivo impacto en la industria del cine y la televisión. Fue asimismo honorado por su compromiso para con el arte de hacer cine, su dedicación por narrar historias profundas, su exquisita sensibilidad vertida en los detalles de la vida tal como la vivimos, y por su capacidad y logros como director.

Levinson produce películas a través de su sello productor Baltimore Pictures, Inc.

Barry Levinson y Tom Fontana, bajo el sello Levinson/Fontana Company, ejercieron como productores ejecutivos de la serie televisiva para la HBO, Oz (1997-2003), muy aplaudida por la crítica, que se emitió durante seis temporadas, desde 1997 hasta 2003.

Cosas que se han dicho

Aún no hay comentarios.

¿Algo que añadir?

Para participar, tienes que estar registrado en cinerama.es