Debbie Reynolds

Debbie Reynolds nació el 1 de abril de 1932 en El Paso, EE.UU..

Una estrella que ha trabajado en más de treinta películas, dos obras en Broadway, dos series de televisión y una docena de apariciones en televisión, tanto en Estados Unidos como en el extranjero, celebró 63 años en la industria del entretenimiento en 2011. Nacida con el nombre de Mary Frances Reynolds el 1 de abril de 1932, en El Paso (Texas), se trasladó con sus padres y su hermano a Burbank (California), a la edad de siete años. Mary Frances era una niña activa y entusiasta que destacaba en los deportes (sobre todo en béisbol), escultismo, twirling y música (concretamente con la trompa).

Su precoz talento cómico se hizo evidente cuando se presentaba a las pruebas para las obras de teatro del colegio y se dio cuenta de que todo el mundo se reía de sus interpretaciones «serias». Al no obtener los papeles, tenía que contentarse con hacer «de todo, desde supervisar el sonido hasta hacer ruido de truenos y encender y apagar las luces del escenario», pero nunca consiguió que la incluyeran en el reparto de ninguna obra.

A los 16 años, participó en un concurso de belleza local patrocinado por la compañía aeronáutica Lockheed. Aunque no fue considerada como una de las «bellezas», ganó por su interpretación en playback de la canción de Betty Hutton I´m Just A Square in a Social Circle. Dos de los miembros del jurado aquella noche eran cazatalentos de Warner Bros. y de Metro-Goldwyn-Meyer. Tras echarlo a suertes, el cazatalentos de Warner Bros., Solly Baiano, logró hacerle él primero una prueba para una película. La prueba llevó un contrato, y el mismísimo Jack Warner eligió el nombre artístico de la muchacha: «Debbie».

Reynolds debutó en la gran pantalla junto a June Haver y James Barton en The Daughter of Rosie O. Grady, pero su primer gran éxito vino con el musical de la Metro Three Little Words, protagonizado por Fred Astaire y Red Skelton, en el que interpretaba a Helen Kane, la chica que popularizó la canción I Wanna be Loved by You a mediados de la década de 1930.

Durante un periodo de diez años, Reynolds actuó en más de veinticinco películas.

Sus grabaciones de los temas Aba Daba Honeymoon (de la película Two Weeks In Love) y Tammy (de Tammy, la muchacha salvaje) vendieron ambas más de un millón de copias. A mediados de la década de 1960, Reynolds montó su primer espectáculo de variedades, que se estrenó en el Hotel Riviera de Las Vegas. En los más de cuarenta años que han transcurrido desde entonces, ha sido primera figura en los casinos más importantes de Reno Tahoe, Las Vegas y Atlanta, así como en el London Palladium, y ha dado conciertos en las principales ciudades de Estados Unidos, con una media de cuarenta y cuatro semanas de gira al año.

En 1973, Reynolds protagonizó el reestreno en Broadway del musical Irene (el primer espectáculo estrenado en el Teatro Minskoff), que superó todos los récords conseguidos por cualquier musical en Broadway y la convirtió en la primera persona de la historia nominada a un premio Tony, antes incluso de que la obra se estrenara oficialmente. Tras la exitosa gira por Estados Unidos, Reynolds se embarcó en otro reestreno, esta vez del musical Annie Get Your Gun, de Irving Berlin, dirigido por Gower Champion (que también había dirigido Irene). En 1983, Reynolds regresó a Broadway, esta vez en el prestigioso Palace Theatre, para protagonizar el musical Woman Of The Year. En 1989, dio una gira por Estados Unidos con Molly Brown, siempre a flote, que cosechó un tremendo éxito.

Fuera de la gran pantalla y los escenarios, la vida de Reynolds ha sido igualmente activa y versátil. Es madre de dos hijos, la actriz y escritora Carrie Fisher y Todd Fischer. En 1992, Carrie la hizo abuela al dar a luz a una preciosa niña, Billie Catherine.

Desde siempre, Reynolds ha apoyado y recaudado fondos para las Girl Scouts, y es presidenta y fundadora de The Thalians, una organización benéfica que ha recaudado millones de dólares para los niños con problemas emocionales y pacientes de sida del hospital Cedars-Sinai de Los Ángeles.

Desde finales de la década de 1960, la actriz participa activamente en un proyecto de gran valor sentimental para ella, la recopilación y conservación de objetos de los primeros cincuenta años de cine en Hollywood. Para este proyecto ha reunidos miles de elementos de atrezo y recuerdos de los estudios de Hollywood y sus estrellas más destacadas. Aunque su sueño de crear la mayor colección privada de recuerdos de Hollywood no ha podido hacerse realidad, actualmente está subastando muchas de sus pertenencias para cinéfilos de todo el mundo.

A finales de la década de 1970, anticipando su retirada del mundo del espectáculo, Reynolds creó los estudios de arte dramático Debbie Reynolds en North Hollywood (California), que actualmente es uno de los centros profesionales de ensayo y formación más reputados de la industria del entretenimiento.

En 1987, Reynolds publicó su libro de memorias, Debbie, My Life (escrito en colaboración con David Patrick Columbia y publicado por la editorial estadounidense William Morrow & Co.), que ha cosechado un gran éxito de ventas.

Cosas que se han dicho

Aún no hay comentarios.

¿Algo que añadir?

Para participar, tienes que estar registrado en cinerama.es