Ken Kelsch

Se licenció en la Universidad de Nueva York. Después de servir en las Fuerzas Especiales en Vietnam, empezó rodando anuncios. Su primer largometraje como director de fotografía fue la taquillera Teniente corrupto (1992), de Abel Ferrara.

Recientemente se ha ocupado de la fotografía del thriller Arresto domiciliario (2008), de Eric Red, además de trabajar en la película como actor. Tiene más de 40 películas en su haber entre las que destacaremos The Impostors (1998), de Stanley Tucci; Nowhere to Go but Up (2003), de Amos Kollek, con Audrey Tautou; Asmali Konak: Hayat (2003), de Abdullah Oguz, la versión cinematográfica de la exitosa serie turca del mismo título, y Sicak (2008).

Cosas que se han dicho

Aún no hay comentarios.

¿Algo que añadir?

Para participar, tienes que estar registrado en cinerama.es