Niven Howie

Formó parte de una banda local de éxito en los años ochenta mientras estudiaba en la Universidad, lo que le llevó a pensar que seguiría una carrera musical. Pero no fue así. Empezó trabajando como becario en un estudio de cine y televisión en Londres. Dada su afinidad por la música, no tardó en convertirse en uno de los montadores de videos musicales más solicitados de la ciudad. A continuación empezó a montar anuncios por los que ha sido muy premiado.

El realizador británico Julien Temple le pidió que fuera el montador de Bullet. Desde entonces se ha ocupado de numerosas películas de éxito, Resident Evil: Extinción, Guía del autoestopista galáctico y Amanecer de los muertos, entre otras, sin por eso abandonar la música.

Cosas que se han dicho

Aún no hay comentarios.

¿Algo que añadir?

Para participar, tienes que estar registrado en cinerama.es