Wim Wenders

Wim Wenders | Cinerama

Wim Wenders nació el 14 de agosto de 1945 en Düsseldorf, North Rhine-Westphalia, Alemania.

Nacido en Düsseldorf, el 14 de Agosto de 1945, comenzó a hacer fotografías a los 7 años, a los 12 era dueño de su propio cuarto oscuro y a los 17 tuvo su primera Leica. Estudió Medicina y Filosofía antes de establecerse, en 1966, como pintor y grabador en Montparnasse, París.

En su tiempo libre, iba a la Cinemateca, donde vio muchos clásicos alemanes. En 1967, al inscribirse en la recién fundada Academia de Cine y Televisión de Munich, sentó las bases para su carrera como cineasta. A finales de los 60 hizo varios cortometrajes, influenciados por el llamado » New American Underground » en el estilo de Warhol: escenas largas, sin complicaciones y con una narración abierta. SUMMER IN THE CITY fue su película de graduación en 1970, supuso su debut cinematográfico.

Wim Wenders fue uno de los 15 directores y escritores que en 1971 fundó el Cine Verlag der Autoren para hacerse cargo de la producción, los derechos y la distribución de sus películas, todo ello junto pero de forma independiente. Su carrera profesional como director comenzó ese año con la adaptación cinematográfica de la novela de Peter Handke «El miedo del portero ante el penalti», con la que recibió el Premio de la Crítica en la Mostra de Venecia.

En «Alicia en las ciudades» (1973), «Falso movimiento» (1974) y «En el curso del tiempo» (1975) Wim Wenders da voz a personajes que tienen que lidiar con su falta de raíces en la Alemania de posguerra y, con ellas recibe numerosos premios nacionales e internacionales. Estas tres películas, junto con el thriller «El amigo americano» (1977, de Patricia Highsmith), con Dennis Hopper y Bruno Ganz en los papeles principales, son un claro reflejo del rápido cambio que se está produciendo en su país. Su gran amor por el cine y el rock n ´roll, unido a su curiosa y afectuosa mirada del mundo que le rodea, está presente en casi la totalidad de su filmografía. Con «El amigo americano» se hizo conocido en los EE.UU., y gracias a ella Francis Ford Coppola le invitó a Estados Unidos, en 1978, para ofrecerle un proyecto. Así fue cómo Wenders comenzó a trabajar en «El hombre de Chinatown» para los estudios Zoetrope. La película iba a ser un homenaje al escritor de novela negra estadounidense Dashiell Hammett, pero las largas disputas artísticas hicieron que la película no se terminara hasta 1982. Los conflictos de intereses que Wim Wenders tuvo que soportar durante el difícil proceso de producción, quedaron reflejados en «El estado de las cosas», (1982), una reflexión sombría sobre el cine, película con la que ganó el León de Oro en la Mostra de Venecia.

En el desierto de Texas, descubrió junto a Sam Shepard su próxima historia: un hombre sin palabras, al parecer sin memoria, busca un vínculo con su pasado. Con «París, Texas». EN 1984, el director ganó, entre otros, la Palma de Oro en Cannes y el premio al Mejor Director de la Academia Británica de Cine y Televisión.

En el Berlín dividido, de 1987, los ángeles de la ciudad dieron lugar a «El cielo sobre Berlín». Un cuento de hadas cinematográfico en el que Bruno Ganz interpreta a un ángel, que por el amor de una mujer renuncia a su inmortalidad. Con ella ganó en Cannes, el premio al Mejor Director, así como el Premio del Cine Europeo y el Premio del Cine Alemán. En 1990, Wenders lleva a cabo su ambicioso proyecto de ciencia ficción, que había planificado durante 12 años: «Hasta el fin del mundo». La película, se rodó en cuatro continentes, y costó más de 20 millones de dólares. Los contratos de distribución le obligaron a estrenar la película con una versión reducida doce años después.

Con Bruno Ganz, Otto Sander, Peter Falk y otras estrellas, en 1993, Wenders filmó, en un Berlín ya reunificado, la continuación de la historia del ángel: «Tan lejos, tan cerca». Tras esta película Wenders pasó su segunda larga estancia en Estados Unidos, que comenzó en 1996 con «El final de la violencia». En 2000 Wenders dirigió en Los Ángeles una tragicomedia basada en la historia escrita por Bono, el solista de U2 «The million dollar hotel», una historia de amistad, traición y el poder abrumador del amor incondicional, premiada con el Oso de Plata en el Festival Internacional de Berlín.

Sin duda alguna, su obra más conocida sobre la música y los músicos es el documental «Buena vista social club» (1999). A través de este retrato Ry Cooder redescubre a los músicos cubanos, entre ellos a Ibrahim Ferrer, Rubén Gonzáles y Compay Segundo. La película, incluso estuvo nominada al Oscar. A ella la siguió «The soul of a man», una película sobre sus héroes del blues Blind Willie Johnson, JB Lenoir y Skip James.

En 1987 publicó su primer libro, «Written in the West», con fotografías del Oeste Americano. Hasta la fecha, le han seguido numerosos libros, entre los que se encuentran ensayos, libros de fotos y publicaciones que acompañan a sus películas y exposiciones, incluyendo el libro «Pictures from the Surface of the Earth». Museos y galerías de todo el mundo han programado exposiciones de sus fotografías.

En la década de los ´90 Wim Wenders se convirtió en Presidente Adjunto y más tarde Presidente de la Academia del Cine Europeo. Desde 2003 imparte clases en la Facultad de Bellas Artes de Hamburgo.

Nombrado Doctor Honoris Causa en la Facultad de Artes y Letras de la Sorbona, París, la Facultad de Teología de la Universidad de Friburgo en Suiza, la Universidad Católica de Lovaina, en Francia, y la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Catania.

En 2006, Wenders se convirtió en el primer cineasta en unirse a la Orden «Pour le Mérite». Vive en Berlín con su esposa, Donata Wenders fotógrafa, y tiene su propia compañía de producción Neue Road Movies.

Cosas que se han dicho

Aún no hay comentarios.

¿Algo que añadir?

Para participar, tienes que estar registrado en cinerama.es